Música clásica desde 1929

Carmen María Elena González
Julio-Agosto 2021 - Núm. 952

Carmen María Elena González

MalagaCello, el cello al más alto nivel

MalagaCello nació con el propósito de llevar el cello a un nivel de excelencia internacional, así es como nos lo relata la fundadora y directora artística de MalagaCello, la también cellista Carmen María Elena González, que ha soltado el teléfono repleto de llamadas y mensajes y hace descansar por unas horas a su instrumento para atendernos y presentar sus proyectos. Vertebralmente sobre MalagaCello giran cuatro proyectos: el propio MalagaCello, el MalagaCello Festival, con conciertos desde el 29 de junio al 28 de julio; las Masterclass 2021, con los mejores cellistas del mundo; y el I Natalia Shakhovskaya International Cello Competition, un homenaje a quien fue su profesora en la Escuela Superior Reina Sofía de Madrid, “la próxima temporada continuaremos con Masterclass durante el curso y el verano que viene habrá un concurso de internacional de cello, algo que me hace mucha ilusión por llevar el nombre de mi profesora, Natalia Shakhovskaya”. “Las circunstancias actuales hacen que no solo nos tengamos que preocupar de preparar nuevos conciertos, sino de emprender, crear, imaginar nuevas formas de hacer música”, indica la cellista, que ofrece un nuevo concepto de enseñanza de alto nivel enfocada a los jóvenes cellistas que pueden aprender directamente de sus ídolos y maestros, como son Pavel Gomziakov, Mischa Maisky, Alissa Margulis, Adolfo Gutiérrez, Fernando Arias, Pablo Ferrández (quien ya ha venido varias veces), Kian Soltani, Nicolas Altstaedt, Miguel Romea, Johannes Mosser, Steven Isserlis, Camille Thomas, Mihaela Martin, Frans Helmerson, Alban Gerhardt y muchos más.

Este año, marcado por la pandemia, ha supuesto un cambio en la forma de vivir la cultura. ¿Cómo ha afectado a la creación del proyecto MalagaCello?

¡Ha sido el punto de partida! Gracias a la pandemia me vi obligada a reinventarme, a pensar en nuevas formas de hacer música y ello me llevó a desarrollar este proyecto, a través del cual he podido traer a los mejores violonchelistas del mundo. Si a esto le sumamos que todos tenían fechas libres debido a las cancelaciones de conciertos, todo sumó para poder contar con todos ellos.

Pero todo esto seguramente vino de bastante antes… ¿Por dónde ha tenido que pasar Carmen María Elena González?

Bueno, como se suele decir, es una larga historia. Pero, básicamente, se podría decir que nací y comencé mis estudios en Málaga, continué en la Escuela Superior Reina Sofía de Madrid con Frans Helmerson y Natalia Shakhovskaya, para después recorrer toda Europa con mi cello. Siempre he considerado la enseñanza la base de todo, tanto para los estudiantes como para los profesores y profesionales. Creo firmemente que no podemos dejar de dar y recibir clases, la vida es un continuo aprendizaje. Todo ello me ha llevado a estar rodeada de los más grandes, de los que siempre he querido aprender y compartir experiencias, esta relación de confianza es la que me ha llevado a poder “echarles” el teléfono y comenzar MalagaCello….

¿Qué destacaría sobre su carrera como intérprete?

He tenido la suerte de poder participar en muchos festivales y con muchas orquestas en España, Italia, Francia, Portugal, Alemania, Austria, Estados Unidos o Sudamérica. En todos esos proyectos he participado como solista con orquesta o en festivales de música de cámara. La verdad es que no sabría decir si me gusta más la orquesta o la música de cámara; me mueve más la calidad de la música que se hace, la ilusión con la que se mueve un festival, un ideal… Quizá me gustaría hablar más de la capacidad (y necesidad) que tenemos los artistas en general para reinventarnos. Las circunstancias actuales hacen que no solo nos tengamos que preocupar de preparar nuevos conciertos, sino de emprender, crear, imaginar nuevas formas de hacer música…

¿Crees que hoy día los artistas se ven obligados a emprender?

No creo que sea una obligación, sino más bien una garantía de cierta estabilidad. MalagaCello nació en parte por eso; después de mucho tiempo viviendo en diferentes países, necesitaba regresar a Málaga, a mi casa. La creación de MalagaCello me ha ayudado a poder concentrar a 15 minutos de mi casa lo que más amo de la música… (risas).

¿Qué tal han sido los primeros meses de MalagaCello?

Impresionantes. Tanto por los profesores como por el nivel de cada clase. Hemos tenido la oportunidad de contar con Pavel Gomziakov, Mischa Maisky, Alissa Margulis, Adolfo Gutiérrez, Fernando Arias, Pablo Ferrández (quien ya ha venido varias veces), Kian Soltani, Nicolas Altstaedt, Miguel Romea, Johannes Mosser, Steven Isserlis, Camille Thomas, Mihaela Martin, Frans Helmerson, Alban Gerhardt y muchos más. La lista es inmensa y con gran calidad, la verdad es que no hemos parado y no lo vamos a hacer ahora…

¿Qué viene a continuación?

El festival MalagaCello que será este mes de julio. Habrá clases, pero por supuesto también conciertos, charlas y conferencias. Julio será un mes muy importante para Málaga, culturalmente hablando. Este mes contaremos con artistas habituales de MalagaCello y con otros nuevos, por ejemplo Andrei Ioniţă, Lily Maisky, Plamena Mangova o Kyril Zlotnikov. Además de las habituales clases participarán en diferentes conciertos con el cello como gran protagonista. Mi objetivo es convertir Málaga en la capital mundial del cello. Además, la próxima temporada continuaremos con Masterclass durante el curso y el verano que viene habrá un concurso de internacional de cello, algo que me hace mucha ilusión por llevar el nombre de mi profesora, Natalia Shakhovskaya.

Todo apunta muy bien…

¡Sí! De hecho yo misma me he sorprendido de lo bien que está funcionando todo. Desde la gran cantidad de alumnos, hasta el apoyo de las instituciones a quienes tengo que agradecer enormemente su predisposición. Por ejemplo, la Cofradía de los Estudiantes de Málaga nos cede de la forma más generosa posible sus instalaciones para cada Masterclass, el Ayuntamiento espacios para el festival y a los patrocinadores Gewa Ibérica y VallesTrade Music, que nos ayudan en la promoción y realización de cada nuevo proyecto, solo puedo darles las gracias.

De todos los artistas que han pasado por MalagaCello hasta ahora, cual es el que más ha llegado a su corazón…

No sabría decir… Con muchos de ellos comparto proyectos personales además de una amistad. Asimismo, he de decir que todos se han adaptado a las circunstancias cambiantes de cada situación de la pandemia, algo que les agradeceré eternamente. Por ejemplo, Pablo Ferrández, quien ha venido ya en dos ocasiones, ha sido un revulsivo para el proyecto por su popularidad entre los estudiantes más jóvenes; sus clases han estado llenas de alumnos desde el primer día. Con Steven Isserlis fue curioso, porque a última hora se cancelaron unos conciertos y se tuvo que quedar unos días en casa, que, por supuesto, aproveché para que me diera clases… Nicolas Altstaedt o Camille Thomas tuvieron que adaptar sus horarios a los toques de queda y Mischa Maisky ofreció clases, además de un concierto que no se me olvidará en mucho tiempo…

¿Carmen María, cuáles han sido sus maestros?

Me becaron siendo una niña en la Escuela Superior de Música Reina Sofía, donde tuve la gran suerte de estudiar con los maestros Frans Helmerson, Natalia Shakhovskaya y más tarde en Italia con Natalia Gutman.

¿Algún recuerdo de su infancia?

Mi hermano es pianista y mi padre melómano, así que la música siempre estuvo muy presente en casa; mi madre me llevaba en la barriga mientras esperaba a mi hermano en la cafetería del conservatorio, pero recuerdo una mañana despertarme siendo una niña y recordar un sueño claramente, soñé con una orquesta y de repente apareció un instrumento que no sabía cuál era su nombre, pero que tenía esa forma tan maravillosa y sonaba tan bonito, que nada más despertar le pregunté a mi hermano por el nombre, me contestó que era un violoncello... Él fue inmediatamente al conservatorio y me apuntó para hacer las pruebas.

¿Qué ha supuesto para usted trabajar con Maisky?

Mischa es humano.

¿Algún proyecto con Maisky en el futuro?

Vendrá de nuevo en cuanto pueda. Mischa se ha volcado en el proyecto, además de sus clases, un día antes de llegar a Málaga me llamó y me dijo “¿tengo el ultimo día libre verdad, te gustaría que tocase un concierto?”. Él es así tal y como se muestra.

Pablo Ferrández… ¿es su chelista español actual favorito?

Es indudable que Pablo es el violonchelista español más internacional, eso es un hecho; para mí lo más importante es que él es una fuente de inspiración para millones de músicos y de cellistas.

¿Qué le parece el último trabajo discográfico de Camille Thomas?

Camille es maravillosa, tiene muy buen gusto en todo lo que hace, me encanta su último trabajo discográfico.

¿En qué consistirá el próximo concurso de cello?

Será el I Natalia Shakhovskaya International Cello Competition. Es mi inspiración llevar el legado de mi maestra a donde merece estar, de ahí que el concurso lleve su nombre, que su hija nos ha cedido con tanto cariño. Está estructurado en cuatro pruebas eliminatorias, una por grabación y las otras tres 3 presenciales; el jurado es internacional, los premios tienen unas cuantías elevadas, además de una grabación discográfica, conciertos y la esponsorización de GewaMusic.

¿Cómo se presenta el futuro para MalagaCello?

Repleto de chelistas y de lo que no son chelistas…, pero no quiero desvelar todo lo que está por venir; me gustaría que la gente siguiera nuestro trabajo a través de la web y las redes sociales, porque anticipo que no se van a aburrir…

¿MalagaCello será estará abierto a otros instrumentos?

Muchas gracias por formularme esta pregunta, porque sí que estará abierto a más instrumentos de cuerda, de hecho ya lo estamos a violín y a viola, tanto para las Masterclasses como para el festival.

¿Y para Carmen María Elena González?

Carmen María está abierta a todo lo que la vida me depare en el futuro, pero lo más inmediato es hacer viral MalagaCello en Sudamérica y Estados Unidos, así que aprovecharé mi gira que empieza en el mes de noviembre para desarrollar MalagaCello al otro lado del charco.

Mucha suerte con la próxima gira. Gracias por su tiempo, ha sido un placer.

por Julia Alonso

 

Sobre MalagaCello

MalagaCello

Llevar el cello a un nivel de excelencia internacional

MalagaCello Festival

El mejor evento para el cello en Málaga

Conciertos desde el 29 de junio al 28 de julio

Masterclass 2021

Ven a conocer a los mejores cellistas del mundo

I Natalia Shakhovskaya International Cello Competition

Concurso para cello

Cuatro pruebas eliminatorias, jurado internacional, premios de cuantías elevadas, grabación discográfica, conciertos y la esponsorización de GewaMusic

 

MalagaCello
Fundadora y directora artística
Carmen María Elena González

+ Info Online y contacto

Email
info@malagacello.es

Canal YouTube
AQUÍ

En Instagram
www.instagram.com/malagacello

En FaceBook
hwww.facebook.com/MalagaCello 

Web
https://malagacello.es

http://carmenmariaelena.com

Crédito de la foto de portada: © Manuel Calvo Redruejo

Selector de temas

Portadas anteriores (hasta mayo 2011 - resto desde 1929 en "Ritmo Histórico")

ESMAR
Junio 2021 - Núm. 951
Agustín Álvarez
Mayo 2021 - Núm. 950
Sir George Benjamin
Abril 2021 - Núm. 949
Artemandoline
Marzo 2021 - Núm. 948
Iliana Morales
Febrero 2021 - Núm. 947
Rafael Serrallet
Enero 2021 - Núm. 946
Ciclo de Grandes Autores e Intérpretes de la Música
Diciembre 2020 - Núm. 945
Concours Géza Anda
Noviembre 2020 - Núm. 944
Andrés Valero-Castells
Octubre 2020 - Núm. 943
Jonas Kaufmann
Septiembre 2020 - Núm. 942
Cavatina Duo
Julio-Agosto 2020 - Núm. 941
Yo-Yo Ma y su reunión de amigos
Mayo 2020 - Núm. 940
Alberto Barranco
Abril 2020 - Núm. 939
Daniel Levy
Marzo 2020 - Núm. 938
Yuri Chugúyev
Febrero 2020 - Núm. 937
Javier Perianes
Enero 2020 - Núm. 936
Georgina Sánchez Torres
Diciembre 2019 - Núm. 935
Luísa Tender
Noviembre 2019 - Núm. 934
Orquesta Filarmónica de Gran Canaria
Octubre 2019 - Núm. 933
Ivo Pogorelich
Septiembre 2019 - Núm. 932
Anna Petrova
Julio-Agosto 2019 - Núm. 931
Alfonso Romero Asenjo
Junio 2019 - Núm. 930
María Luisa Cantos
Mayo 2019 - Núm. 929
Josué Bonnín de Góngora
Abril 2019 - Núm. 928
12345