Música clásica desde 1929

Editorial

Los autores y sus pensiones
Junio 2019 - Núm. 930

Los autores y sus pensiones

La noticia de que ya ha sido aprobada la plena compatibilidad de la pensión de jubilación con los derechos de autor ha llenado de satisfacción a nuestro sector, pues era una reivindicación histórica de los autores españoles.

El pasado mes de abril, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto que permite la plena compatibilidad de la percepción de los derechos de autor con la pensión de jubilación. Este texto ya ha sido publicado en el BOE, lo que permite a los jubilados a partir de ahora compatibilizar al cien por cien el cobro de la jubilación con el de los derechos de autor que su obra produzca, según lo establece el Real Decreto 302/2019, de 26 de abril.

El beneficiario de la pensión de jubilación que desarrolle una actividad creativa podrá optar por este nuevo sistema, por la aplicación del régimen jurídico de otras modalidades de compatibilidad entre pensión y trabajo ya existentes, o por la suspensión del percibo de su pensión. También, si ya se encontrase dado de alta en la Seguridad Social por la realización de una actividad artística en el momento de la solicitud de su pensión de jubilación, podrá continuar con la misma acogiéndose a esta nueva modalidad.

Esta decisión llega tras la aprobación, el pasado 28 de diciembre de 2018, de un real decreto ley por el que se desarrollan una serie de recomendaciones incluidas en el informe del Estatuto del Artista. En su disposición final segunda se establecía un periodo máximo de 6 meses en los que el Gobierno debía aprobar una norma que regulase los términos y condiciones de la percepción de la pensión de jubilación con los derechos de propiedad intelectual, y así se ha producido.

En este nuevo escenario fiscal, más de 1.300 autores españoles podrán beneficiarse, de manera inmediata, de esta compatibilidad de la recepción del cien por cien de la pensión contributiva de jubilación con el desarrollo de su actividad artística y los derechos de autor asociados.

La citada compatibilidad del cobro de los derechos de autor con las pensiones figuraba en lugar principal entre las 75 demandas que ochenta asociaciones de escritores, artistas y creadores presentaron a la comisión de Cultura del Congreso en julio del 2017. Las demandas de los creadores quedaron reflejadas en el informe que la Subcomisión para el Estatuto del Artista presentó en junio de 2018 en el Congreso, habiendo contado en su elaboración con la participación de todos los grupos parlamentarios. El pleno de la Cámara Baja aprobó el informe, pendiente de desarrollar mediante distintas medidas legales, recogiendo ampliamente las reclamaciones de los creadores.

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que agrupa a 127.000 creadores, celebró la aprobación del real decreto. “Este avance para los intereses de los autores que están jubilados, que obtuvo un amplio consenso en el Parlamento, da respuesta a una justa reivindicación, fundamental para no prescindir del capital intelectual que aportan creadores y artistas, particularmente en su etapa de madurez, cuando la experiencia acumulada puede favorecer la producción de obras o actuaciones de gran valor”, afirmó la SGAE en un comunicado.

La nueva situación cumple con la petición de los autores jubilados desde que en 2013 Fátima Báñez y Cristóbal Montoro (al frente de los ministerios de Empleo y Hacienda, respectivamente) interpretaron la ley de tal manera que los autores mayores se vieron obligados a dejar de publicar, si querían disfrutar de los ingresos de sus derechos de autor en su jubilación, y no ser multados. Por ello, muchos autores fueron perseguidos desde entonces por percibir una cantidad anual superior al salario mínimo interprofesional (por sus derechos de autor) y cobrar en los mismos períodos su pensión oficial.

Parece ser que ya hemos reconocido con palabras, y también con hechos, que una sociedad moderna no puede prescindir del capital intelectual que los autores y nuestros compositores aportan en su época de madurez, una época de gran fecundidad creativa para muchos de ellos, como bien nos demuestra la historia y la realidad contemporánea.

Nunca es tarde para rectificar y esperemos que la nueva situación, además de poner orden y justicia en el sector, no olvide a los autores ya sancionados, o en proceso de sanción, sobreseyendo los procedimientos abiertos, volviendo las “aguas tributarias” a su cauce, en un mesurado equilibrio para con los autores y sus proyectos de creación, en el fecundo horizonte del otoño de su vida.

4266
Anterior A tope con la nueva web
Siguiente A todo RITMO…

Editoriales anteriores (hasta mayo 2011 - resto desde 1929 en "Ritmo Histórico")

ÁGORA, un punto de encuentro
Abril 2024 - Núm. 982
Retos legales de la IA y la música
Marzo 2024 - Núm. 981
La reforma de INAEM, una prioridad urgente
Febrero 2024 - Núm. 980
Música clásica e IA: socios creativos
Enero 2024 - Núm. 979
Recuperación, ma non troppo
Diciembre 2023 - Núm. 978
95 años de pasión musical
Noviembre 2023 - Núm. 977
Streaming domina y físico resiste
Octubre 2023 - Núm. 976
Nunca es tarde
Septiembre 2023 - Núm. 975
Festivales de verano: matrimonio de conveniencia
Julio-Agosto 2023 - Núm. 974
Música, cultura y educación
Junio 2023 - Núm. 973
Un domingo, un voto
Mayo 2023 - Núm. 972
RITMO servicios digitales
Abril 2023 - Núm. 971
El streaming, en plena forma
Marzo 2023 - Núm. 970
Avanza el Estatuto del Artista
Febrero 2023 - Núm. 969
Apoyo del INAEM a la recuperación
Enero 2023 - Núm. 968
Teléfono rojo
Diciembre 2022 - Núm. 967
Suma y sigue en el INAEM
Noviembre 2022 - Núm. 966
25 años de la Fundación SGAE
Octubre 2022 - Núm. 965
CNDM 22/23, un torrente de música
Septiembre 2022 - Núm. 964
Temporada 2022/23, in crescendo
Julio-Agosto 2022 - Núm. 963
Música y cultura: necesidad vital
Junio 2022 - Núm. 962
Daños colaterales
Mayo 2022 - Núm. 961
Un legado único
Abril 2022 - Núm. 960
Competitividad, dinamización y digitalización
Marzo 2022 - Núm. 959
123456