Música clásica desde 1929

Editorial

A tope con la nueva web
Mayo 2019 - Núm. 929

A tope con la nueva web

En diciembre de 2018 lanzamos el nuevo portal www.ritmo.es, un espacio en la red creado dentro de las más actuales tendencias, para una efectiva información sobre la música clásica, un sector no siempre muy proclive a cambios en sus tradicionales sistemas de comunicación y puesta en escena. Se presentó oficialmente en la página editorial del pasado mes de enero, en línea con la renovación en la que estamos embarcados desde hace tiempo, tanto para los servicios online, como para el medio impreso. Pues bien, son ya seis meses de funcionamiento de la nueva web, período correcto para un primer análisis de resultados; hemos de decir que estamos muy satisfechos, sin ánimo de triunfalismos, de los resultados obtenidos y de la positiva reacción tanto de los profesionales como de los lectores.

Con forumclasico.es, nuestra anterior apuesta en la red, reemplazada por ritmo.es tras diez años de funcionamiento, habíamos conseguido las mayores cuotas de audiencia en el competitivo mundo de Internet para un servicio de música clásica. Cuando planificábamos la nueva web, teníamos el temor de no poder llegar, en un plazo corto, a los niveles de audiencia conseguidos con la anterior; pero hemos de decir que la nueva ya ha superado con creces todas nuestras expectativas, según nos confirman los servicios estadísticos de Google Analytics, auténtico notario internacional de las audiencias en la red.

Estos buenos resultados creemos se deben a que el concepto informativo y de servicios de ritmo.es, por su concreción, selección informativa y realización gráfica, ha conectado con las necesidades tanto de los amantes a la música como de los profesionales, en un mercado que, por reducido y tradicional, siempre ha sido muy selectivo y crítico para con sus prioridades en los servicios de Internet.

El sector profesional, los músicos y las instituciones, se han volcado en un seguimiento continuo de nuestra información online. Los amantes de la mejor música también han encontrado en ritmo.es su medio casi diario para estar al día de la actualidad musical. Internacionalmente hemos conseguido ser un punto de encuentro con la audiencia española. Y todo ello en solo seis meses, con el soporte indiscutible de nuestra marca RITMO, plenamente consolidada a nivel global tras sus 90 años de historia, en los que sigue inmersa.

Conviene anotar el apoyo complementario y necesario de las redes sociales de Twitter y FaceBook, donde ritmo.es tiene el espejo diario de sus informaciones y servicios, llegando con ello a un muy activo y numeroso mercado de manera instantánea, manteniendo en todo momento una correspondencia biunívoca con la web. Otro complemento destacado, en la mayor difusión de nuestros servicios en la red y en papel, son los boletines informativos por email, donde se anticipan los contenidos de ambos soportes a la gran base de datos de suscriptores online.

Todo lo anterior conlleva un gran esfuerzo profesional y económico, con el generoso apoyo de todos nuestros colaboradores y sin ayuda externa alguna. Una apuesta económica, no exenta de riesgos, que muestra la confianza del equipo de RITMO en un sector como es el de la música clásica en España. Para la realización de estos proyectos, hemos precisado incrementar nuestros recursos humanos, reestructurado la manera de hacer el trabajo, dentro de las más actuales tendencias en ofimática, creando nuevos espacios laborales y automatizado gran número de procesos y servicios, tanto administrativos como de información.

También cabría destacar el efecto positivo que ritmo.es ha supuesto para la revista en papel, pues nuestra edición impresa está creciendo. Pretendemos, en todo caso, que la información que se ofrece online y en soporte físico sean complementarias, dando a cada una sus tiempos y espacios, ofreciendo entre ambas una visión global y puntal de la vida musical. La web mantiene el pulso de la noticia diaria, la crítica del concierto en tiempos reales y útiles. Para el papel, se mantienen los artículos de fondo, opinión, análisis y entrevistas destacadas del panorama internacional, además de la crítica de eventos de largo de recorrido en el tiempo, como la ópera.

Estamos “a tope con la nueva web”, con gran satisfacción por los resultados obtenidos en sus seis primeros meses, así como del tándem papel/web, satisfacción de la que deseamos hacer partícipes a todos sus lectores y seguidores, pues gracias a ellos podemos seguir manteniendo la continuidad el proyecto RITMO en sus 90 años de historia.

3352
Anterior Primavera de ferias musicales
Siguiente Los autores y sus pensiones

Editoriales anteriores (hasta mayo 2011 - resto desde 1929 en "Ritmo Histórico")

Retos legales de la IA y la música
Marzo 2024 - Núm. 981
La reforma de INAEM, una prioridad urgente
Febrero 2024 - Núm. 980
Música clásica e IA: socios creativos
Enero 2024 - Núm. 979
Recuperación, ma non troppo
Diciembre 2023 - Núm. 978
95 años de pasión musical
Noviembre 2023 - Núm. 977
Streaming domina y físico resiste
Octubre 2023 - Núm. 976
Nunca es tarde
Septiembre 2023 - Núm. 975
Festivales de verano: matrimonio de conveniencia
Julio-Agosto 2023 - Núm. 974
Música, cultura y educación
Junio 2023 - Núm. 973
Un domingo, un voto
Mayo 2023 - Núm. 972
RITMO servicios digitales
Abril 2023 - Núm. 971
El streaming, en plena forma
Marzo 2023 - Núm. 970
Avanza el Estatuto del Artista
Febrero 2023 - Núm. 969
Apoyo del INAEM a la recuperación
Enero 2023 - Núm. 968
Teléfono rojo
Diciembre 2022 - Núm. 967
Suma y sigue en el INAEM
Noviembre 2022 - Núm. 966
25 años de la Fundación SGAE
Octubre 2022 - Núm. 965
CNDM 22/23, un torrente de música
Septiembre 2022 - Núm. 964
Temporada 2022/23, in crescendo
Julio-Agosto 2022 - Núm. 963
Música y cultura: necesidad vital
Junio 2022 - Núm. 962
Daños colaterales
Mayo 2022 - Núm. 961
Un legado único
Abril 2022 - Núm. 960
Competitividad, dinamización y digitalización
Marzo 2022 - Núm. 959
Apostando por el futuro
Febrero 2022 - Núm. 958
123456