Música clásica desde 1929

Editorial

Streaming domina y físico resiste
Octubre 2023 - Núm. 976

Streaming domina y físico resiste

En el pasado mes de septiembre se hicieron públicas las cifras del mercado discográfico español correspondientes al primer semestre del año. El autor del informe fue PROMUSICAE, que es la Asociación de Productores de Música de España, que agrupa a 106 socios y que, en su conjunto, representan más del 90 por ciento de la actividad nacional e internacional del sector español de la música grabada. Entre sus asociados se encuentran tanto filiales de grandes multinacionales como compañías independientes.

El informe de PROMUSICAE destaca un crecimiento del 11,53% en los ingresos generados por la industria discográfica española durante el primer semestre de 2023, en comparación con el mismo período del año anterior. En términos monetarios, esto se traduce en 214,3 millones de euros dedicados al consumo de música grabada en diversos formatos. Este aumento es un testimonio del vigor y la resiliencia de la industria musical en España.

Uno de los aspectos más notables del informe es el dominio del mercado digital, que continúa su sólida evolución con un destacado crecimiento del 12,82%. Gran parte de este crecimiento se debe al streaming, que ahora constituye el 98,7% del mercado digital. A pesar de que dicho mercado digital parece estar acercándose a su punto de madurez, sigue experimentando incrementos de dos dígitos en sus ingresos.

En el informe también encontramos que en el primer semestre de 2023, en términos monetarios, se reconfirma que los buenos resultados del mercado de música grabada los aporta el consumo digital que, con unos ingresos de 188,6 millones de euros, supone el 88% de lo que factura la industria. A su vez, en esta porción digital, es el streaming el formato que eligen mayoritariamente los consumidores para acceder a la música, aportando el 87,8% del total de mercado, que respecto al mismo periodo de 2022, marca una subida del 13,26%. Dentro de este, el porcentaje más amplio del consumo se centra en el streaming de audio con un 84,32% del consumo total, mientras que el streaming de video representa solo un 15,68%. El resto de mercado digital, que sigue decreciendo, supone apenas un 1,1%, centrado en descargas permanentes y productos para móviles.

El mercado físico (CD-DVD-Vinilos) parece que resiste, pues mantiene su porcentaje de participación sobre el total del mercado aportando un 12% de los ingresos totales y experimentando un incremento del 2,91% sobre el mismo periodo de 2022. Dentro de estos, la venta de vinilos vuelve a superar a la del CD, suponiendo el 56,2% de las ventas físicas y creciendo sobre el mismo periodo del pasado año un 6,32%. Los CD y DVD se han vendido un 1,32% menos que en los seis primeros meses de 2022.

El presidente de PROMUSICAE, Antonio Guisasola, ha valorado satisfactoriamente las cifras presentadas, afirmando que “seguir presentando cifras de crecimiento por encima de la media mundial nos satisface, y anima a que las compañías discográficas españolas sigan invirtiendo en talento español, para que nuestros artistas triunfen dentro y fuera de nuestras fronteras”. Confirma también que “los números no engañan y el consumo de música grabada es vía streaming, aunque los españoles siguen queriendo tener vínculo con sus artistas favoritos a través de los vinilos, formato que sigue la senda de crecimiento en ventas, ofreciéndose productos muy cuidados y que aportan valor añadido para el consumidor”.

En resumen, el informe de PROMUSICAE subraya que el streaming sigue siendo la forma dominante de consumo de música grabada, y esto también es aplicable a la música clásica. Los amantes de la historia de la música pueden acceder, y así lo están haciendo mayoritariamente, a un impresionante catálogo de grabaciones musicales a nivel global, desde las históricas hasta las últimas novedades del mes, tanto de sellos independientes como de multinacionales, a través de un selecto número de plataformas de streaming, lo que demuestra que este género no está excluido, ni mucho menos, de la revolución digital. Se confirma pues que, en el consumo de música grabada, el streaming domina y el físico resiste.

121
Anterior Nunca es tarde
Siguiente 95 años de pasión musical

Editoriales anteriores (hasta mayo 2011 - resto desde 1929 en "Ritmo Histórico")

ÁGORA, un punto de encuentro
Abril 2024 - Núm. 982
Retos legales de la IA y la música
Marzo 2024 - Núm. 981
La reforma de INAEM, una prioridad urgente
Febrero 2024 - Núm. 980
Música clásica e IA: socios creativos
Enero 2024 - Núm. 979
Recuperación, ma non troppo
Diciembre 2023 - Núm. 978
95 años de pasión musical
Noviembre 2023 - Núm. 977
Streaming domina y físico resiste
Octubre 2023 - Núm. 976
Nunca es tarde
Septiembre 2023 - Núm. 975
Festivales de verano: matrimonio de conveniencia
Julio-Agosto 2023 - Núm. 974
Música, cultura y educación
Junio 2023 - Núm. 973
Un domingo, un voto
Mayo 2023 - Núm. 972
RITMO servicios digitales
Abril 2023 - Núm. 971
El streaming, en plena forma
Marzo 2023 - Núm. 970
Avanza el Estatuto del Artista
Febrero 2023 - Núm. 969
Apoyo del INAEM a la recuperación
Enero 2023 - Núm. 968
Teléfono rojo
Diciembre 2022 - Núm. 967
Suma y sigue en el INAEM
Noviembre 2022 - Núm. 966
25 años de la Fundación SGAE
Octubre 2022 - Núm. 965
CNDM 22/23, un torrente de música
Septiembre 2022 - Núm. 964
Temporada 2022/23, in crescendo
Julio-Agosto 2022 - Núm. 963
Música y cultura: necesidad vital
Junio 2022 - Núm. 962
Daños colaterales
Mayo 2022 - Núm. 961
Un legado único
Abril 2022 - Núm. 960
Competitividad, dinamización y digitalización
Marzo 2022 - Núm. 959
123456