Música clásica desde 1929

Editorial

La reforma de INAEM, una prioridad urgente
Febrero 2024 - Núm. 980

La reforma de INAEM, una prioridad urgente

La necesidad apremiante de reformar el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) se manifiesta como una urgencia inaplazable. El compromiso expresado por el ministro de Cultura, Ernest Urtasun, subraya la importancia de modernizar la estructura jurídica del INAEM para fortalecer su apoyo a la cultura española. Sin embargo, a pesar del consenso alcanzado hace seis años, el proyecto de reforma aún no ha visto la luz.

Es imperativo que esta reforma, cuya simplicidad y agilidad ejecutiva deben ser sus pilares fundamentales, no se demore más. Podría contemplarse un modelo similar al del Museo del Prado o la Biblioteca Nacional, organismos autónomos que destacan por su agilidad, quizás a través de la creación de un Estatuto como organismo público o la configuración de una Agencia Estatal...

En el contexto de esta reforma, se hace esencial abordar diversas cuestiones que afectan al INAEM. Esto incluye el análisis del régimen jurídico y la estructura organizativa más idónea para sus diferentes unidades de producción (Orquesta y Coro Nacionales de España - OCNE, Joven Orquesta Nacional de España - JONDE, Centro Nacional de Difusión Musical - CNDM, Teatro de la Zarzuela, Centro Dramático Nacional - CDN, Compañía Nacional de Teatro Clásico - CNTC, Ballet Nacional de España - BNE, Compañía Nacional de Danza - CND, Centro de Documentación de las Artes Escénicas y de la Música - CDAEM, Museo Nacional del Teatro - MNT, Centro de Tecnología del Espectáculo - CTE), la asignación de recursos humanos y financieros, la diversificación de ingresos mediante patrocinios, mecenazgos y tasas, así como la revisión de modalidades de contratación, acuerdos laborales y la modernización de infraestructuras.

La gestión cultural a nivel estatal requiere herramientas administrativas y jurídicas actualizadas, acordes con la dinámica del siglo XXI, marcado por la digitalización, las redes sociales y la globalización. Además, es crucial considerar la diversidad cultural de las distintas comunidades autónomas, manteniendo al mismo tiempo la proyección nacional e internacional de la cultura española.

Es innegable que la rigidez de la normativa estatal a menudo obstaculiza los procesos de contratación y funcionamiento administrativo en el INAEM. Voces autorizadas dentro del Instituto han señalado las dificultades impuestas por la burocracia administrativa y laboral. Los cambios necesarios deben enfocarse en facilitar la ejecución de planes culturales, eliminando obstáculos, simplificando procesos y fomentando la colaboración con la empresa privada.

Para llevar a cabo esta reforma de manera efectiva, es esencial la participación conjunta de diferentes entidades gubernamentales. Los ministerios de Hacienda, Seguridad Social y Trabajo deben sumarse a la mesa de discusión, aportando sus perspectivas y unificando criterios para garantizar un marco propicio para el desarrollo cultural eficiente.

Es esencial encontrar un equilibrio entre la necesidad de ciertos controles administrativos para garantizar transparencia y rendición de cuentas, y la flexibilidad necesaria para fomentar la creatividad y el desarrollo cultural.

En última instancia, la creación y difusión cultural requieren un INAEM que opere con agilidad y flexibilidad, adaptándose a las demandas de un campo artístico que difiere de las estructuras convencionales del Estado. La burocracia excesiva puede entorpecer el cumplimiento de objetivos culturales vitales para la vida del país.
En resumen, la agilidad, la libertad creativa y la flexibilidad son componentes clave para el florecimiento de la cultura en un país, y el INAEM, como organismo clave en el apoyo a las artes, podría beneficiarse de estructuras que permitan un funcionamiento más ágil y menos burocrático para alcanzar sus objetivos y contribuir al desarrollo cultural de manera más efectiva.

El reciente nombramiento de Paz Santa Cecilia Aristu, como nueva directora del INAEM, esperemos que sea un paso más en el camino prioritario de reforma de la institución

224
Anterior Música clásica e IA: socios creativos
Siguiente Retos legales de la IA y la música

Editoriales anteriores (hasta mayo 2011 - resto desde 1929 en "Ritmo Histórico")

Y ahora, Verdi
Junio 2013 - Núm. 864
La paradoja de Wagner
Mayo 2013 - Núm. 863
El disco se queda sin escaparates
Abril 2013 - Núm. 862
Teatro Real, suma y sigue
Marzo 2013 - Núm. 861
RITMO HISTÓRICO: 1929-2013
Febrero 2013 - Núm. 860
Pareja de baile
Enero 2013 - Núm. 859
Economías orquestales
Diciembre 2012 - Núm. 858
¡Papi, qué entretenido…!
Noviembre 2012 - Núm. 857
Cuestión de concepto
Octubre 2012 - Núm. 856
Matar al ruiseñor
Septiembre 2012 - Núm. 855
Classical:NEXT
Julio-Agosto 2012 - Núm. 854
¡ES QUE... LO TIENE TODO!
Junio 2012 - Núm. 853
Conquistas históricas
Mayo 2012 - Núm. 852
¿Recortar o echar el cierre?
Abril 2012 - Núm. 851
¡Viva La Pepa!
Marzo 2012 - Núm. 850
Midem, 2012: en los vaivenes del disco
Febrero 2012 - Núm. 849
Asalto cultural
Enero 2012 - Núm. 848
Nuevo gobierno; ajuste cultural
Diciembre 2011 - Núm. 847
Crisis de ventas y patrocinio discográfico
Noviembre 2011 - Núm. 846
Convenientes... y necesarios
Octubre 2011 - Núm. 845
SGAE, siglo XXI
Septiembre 2011 - Núm. 844
Camino a la esperanza
Julio-Agosto 2011 - Núm. 843
Política, políticos y música
Junio 2011 - Núm. 842
Algo se mueve
Mayo 2011 - Núm. 841
1234567