Música clásica desde 1929

Editorial

Un domingo, un voto
Mayo 2023 - Núm. 972

Un domingo, un voto

El domingo 28 de mayo, día que solemos dedicar en muchos casos a escuchar plácidamente nuestra amada música, volvemos a tener una cita con las urnas en las elecciones Municipales en todo el territorio nacional y Autonómicas para las Comunidades Autónomas de Aragón, Principado de Asturias, Illes Balears, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad de Madrid, Comunitat Valenciana, Región de Murcia, Comunidad Foral de Navarra y La Rioja; así como las Asambleas de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, y los Cabildos insulares canarios, entre otras entidades locales. El mapa que resulta de todo ello muestra la trascendencia que para la vida de los españoles y residentes extranjeros en nuestro país, suponen estas elecciones que, en ningún caso son menores, pues se va a votar la política social, económica y cultural, entre otras, que afecta a nuestra vida musical y de las instituciones más cercanas al ciudadano, las de su día a día. Son unas elecciones en las que se convocan a más de 35 millones de ciudadanos para las Municipales y más de 17 millones en las Autonómicas.

La vida cultural de nuestro país se sustenta en una gran parte en las instituciones locales y autonómicas, pues ello permite adaptar dicha vida cultural a la idiosincrasia de cada territorio, de cada pueblo o ciudad, siempre pajo el paraguas de sus distintas organizaciones autonómicas. La música clásica, como segmento de dicho entramado cultural nacional, depende en gran parte, para su desarrollo y servicio cultural y artístico, de las decisiones que se toman en los gabinetes de los ayuntamientos y consejerías de los gobiernos autonómicos. Gran número de las programaciones musicales de teatros y salas de conciertos, de festivales, ciclos y demás actividades musicales pasan por la mesa de los concejales y diputados de cultura y de los consejeros autonómicos, siendo sus decisiones y apoyos fundamentales para el buen fin de dichas actividades.

Desde este editorial creemos que la cultura y la música son razones importantes a la hora de decidir un voto. ¿Qué es lo que han hecho los actuales políticos por la cultura en mi región, en mi ciudad o en mi pueblo? ¿Hemos mejorado en esta legislatura con respecto a la anterior? ¿Quiénes han introducido en su programa electoral más propuestas culturales y musicales? Pensemos, en tal caso, si la cultura y la música merecen, al menos, hacer reflexionar al votante.

Aprovechando este momento, nos gustaría hacer pública una delicada situación que estamos viviendo las revistas culturales, motivada por decisiones políticas. Desde hace años el Ministerio de Cultura y Deporte ha apoyado a las revistas culturales mediante, en un principio, compra de ejemplares para su distribución gratuita en bibliotecas de todo el país, que fue sustituida hace tiempo por subvenciones en régimen de concurrencia competitiva, para ayuda a la edición de las revistas. Pues bien, independientemente de que las editoriales preferíamos el modelo de ayudas mediante la difusión nacional de ejemplares, asumimos el cambio, como no podía ser de otra manera, con lo que económicamente sufrimos una reducción de ingresos de más del 70%. En el pasado año no se convocaron las subvenciones, como en los años anteriores, pero sí en el presente 2023 (englobando por defecto las de 2022), y con una reducción significativa, nuevamente, de su importe por revista.

Esta situación ha sido denunciada por las revistas culturales, haciéndose eco nuestra asociación ARCE (Asociación de Editores de Revistas Culturales de España), por medio de la cual varios miembros ha manifestado su preocupación ante esta situación de deterioro de las ayudas del Ministerio de Cultura y Deporte al sector. La economía de las editoriales de las revistas culturales ha sido, es y será, sumamente delicada, pues responde a un estado de ánimo, a un empeño de un reducido grupo de personas, mas que a una ortodoxia empresarial. Los costes de edición nos han subido en estos dos últimos años una barbaridad (el papel más del 50%) y los editores no hemos incrementado los precios de las revistas, conscientes del estado del mercado, haciendo con ello un tremendo esfuerzo de imaginación económica, que nos está permitiendo seguir editando mes a mes nuestras publicaciones.

Esperemos que para 2023 los políticos que nos toquen valoren más positivamente, con seriedad y pragmatismo, el peso de la cultura, de sus representantes y de sus medios de comunicación en la sociedad española.

235
Anterior RITMO servicios digitales
Siguiente Música, cultura y educación

Editoriales anteriores (hasta mayo 2011 - resto desde 1929 en "Ritmo Histórico")

Turbulencias
Julio-Agosto 2015 - Núm. 887
Ópera, ¿por qué?
Junio 2015 - Núm. 886
140 caracteres
Mayo 2015 - Núm. 885
Educación musical
Abril 2015 - Núm. 884
Espejismos
Marzo 2015 - Núm. 883
¿Un Oscar para la música?
Febrero 2015 - Núm. 882
Foros clásicos 2014-15
Enero 2015 - Núm. 881
Rebelión cultural
Diciembre 2014 - Núm. 880
Vamos a por el 86
Noviembre 2014 - Núm. 879
Paella mixta
Octubre 2014 - Núm. 878
Streaming gana; el disco pierde
Septiembre 2014 - Núm. 877
Con la que está cayendo
Julio-Agosto 2014 - Núm. 876
Viena 2014: positiva evolución
Junio 2014 - Núm. 875
El clásico
Mayo 2014 - Núm. 874
Ferias para el optimismo
Abril 2014 - Núm. 873
Primavera sound
Marzo 2014 - Núm. 872
Lea y escuche
Febrero 2014 - Núm. 871
Y II – Internet y la información musical
Enero 2014 - Núm. 870
I - Internet y discos de Clásica
Diciembre 2013 - Núm. 869
85 AÑOS: QUIÉNES SOMOS
Noviembre 2013 - Núm. 868
Adiós a una época del disco
Octubre 2013 - Núm. 867
Música y democracia
Septiembre 2013 - Núm. 866
Marca España
Julio-Agosto 2013 - Núm. 865
Y ahora, Verdi
Junio 2013 - Núm. 864
123456