Música clásica desde 1929

Editorial

Midem, 2012: en los vaivenes del disco
Febrero 2012 - Núm. 849

Midem, 2012: en los vaivenes del disco

En el momento de redactar estas líneas se está celebrando, un año más, la Feria Internacional del Disco "MIDEM", en la Costa Azul, en la hermosa ciudad de Cannes. Una feria que viene marcada desde hace años por la crisis del sector fonográfico, por la búsqueda incesante de nuevos modelos de negocio para la distribución discográfica y por la presencia de internet en el mundo de la música y la cultura.

La música clásica en el MIDEM, 2012 se ha visto muy reducida, pues gran número de sellos independientes que hasta ahora habían dado un gran y claro sentido a esta feria han declinado su asistencia. Quizá la merma del negocio internacional, la organización en superestructuras comerciales a nivel mundial en las principales compañías independientes o la competencia de una nueva cita comercial para los clásicos la próxima primavera en Múnich han tenido mucho que ver en esta reducción de expositores de música clásica.
 
La música clásica siempre ha estado muy presente en la feria de Cannes pero, en los últimos años, han surgido notables deserciones y desencuentros. Los premios discográficos abandonaron la sede del MIDEM y se independizaron bajo las siglas ICMA, diluyendo con ello la presencia de determinados medios de comunicación en la feria. Las grandes multinacionales han mantenido una participación testimonial y poco activa y, para colmo, como hemos dicho, ahora se presenta la competencia de una feria internacional con sede Múnich, que, bajo el nombre Classical: Next, desea reunir a todas las empresas fonográficas de música clásica, tanto multinacionales como independientes, bajo un techo común de intereses comerciales y artísticos.
 
Al maltrecho sector discográfico no le faltaba más que una mayor división en su promoción internacional. Hay diversidad de medios de comunicación que arriman el ascua a su sardina, premios internacionales para nuevas producciones discográficas con débil credibilidad artística y comercial y nuevos foros comerciales que obligan a las empresas a multiplicar sus gastos de presencia o a decidir alianzas de futuro sin suficiente información. Así que las aguas discográficas fluyen turbulentas.
 
Ante tal situación se debería rescatar algunas ideas, quizá pocas, pero claras. Cada vez se venden menos discos, digan lo que digan algunas interesadas estadísticas internacionales. El sector está en franca recesión y reconversión. No se termina de saber a ciencia cierta quién compra a quién, o qué gran holding absorbe o es absorbido por otro. Los sistemas digitales de distribución de música a la carta no son rentables hoy por hoy. La industria sigue buscando su nuevo modelo de negocio. Pero sigue sin encontrarlo. Hoy en día el negocio de los discos sigue desahuciado y nadie sabe cómo rescatarlo.
 
El disco clásico vive esta tormenta a golpes de mar. El aficionado a la música clásica es fiel a los sistemas tradicionales de distribución del disco. Ya hemos comentado repetidas veces en esta misma página editorial cuánto añoran los aficionados sus queridas tiendas de discos, las de toda la vida. Tiendas donde el encargado o la encargada te informaban de las novedades, te buscaban ese disco difícil de fondo de catálogo o, simplemente, hacían tertulia sobre tal o cual intérprete. Pues bien, de esas tiendas en España ya casi no quedan, y las que permanecen abiertas ven cada mes como peligra más y más su futuro. En estos momentos la mayoría de la distribución tradicional de discos está en manos de grandes cadenas, con reclamo cultural pero grandes cadenas al fin y al cabo, donde el trato personalizado y el mantenimiento de fondos de catálogo brilla por su ausencia. Aunque al menos siguen teniendo en venta las novedades y una selección del catálogo más popular (¡que no nos falten!).
 
La industria discográfica espera con impaciencia la consolidación en el mercado español de empresas tipo Amazon, pues la estela de éxitos conseguida en otros países por este sistema de venta por correo es muy llamativa. Pero, no nos confundamos, los españoles no somos gente de comprar por correo, y menos si hay que entrar en una página web y hacer más de dos "clics" para acceder a la búsqueda de un determinado título. El aficionado español a la música clásica es mucho más clásico, más chapado a la libreta de notas, al catálogo impreso y a mirar, y “remirar”, en los estantes de la tienda. Es cierto que los aficionados con la intuición y conocimientos necesarios para comprar en una página web existen, pero son muy pocos. También están los "superaficionados" que, a su pesar, tienen que buscar en las páginas de internet los discos que no encuentran en las tiendas. Pero también estos son muy escasos.
 
Conclusión. Tenemos ferias internacionales para los discos, premios internacionales para los discos; internet y sus servicios de documentación, información, crítica, venta, audición y descargas para los discos; páginas y páginas de crítica discográfica en revistas especializadas para los discos… Mucho ruido hace el disco, pero seguimos sin encontrar el espacio donde poder comprar fácilmente esos discos. Otra paradoja en la cultura musical de nuestro tiempo, ante la que esta nueva edición del Midem ha de resignarse.
2628
Anterior Asalto cultural
Siguiente ¡Viva La Pepa!

Selector de temas

Editoriales anteriores (hasta mayo 2011 - resto desde 1929 en "Ritmo Histórico")

Queridos Reyes Magos...
Enero 2021 - Núm. 946
Campanadas de #CulturaSegura
Diciembre 2020 - Núm. 945
#CulturaSegura
Noviembre 2020 - Núm. 944
Cero contagios
Octubre 2020 - Núm. 943
Nueva temporada y seguimos
Septiembre 2020 - Núm. 942
Música a metro y medio de distancia
Julio-Agosto 2020 - Núm. 941
El momento de #MusicaAlrescate
Mayo 2020 - Núm. 940
Tiempos de música en casa
Abril 2020 - Núm. 939
La música en los medios
Marzo 2020 - Núm. 938
Música en el nuevo Gobierno
Febrero 2020 - Núm. 937
Beethoven: el penúltimo relator
Enero 2020 - Núm. 936
Blogueros
Diciembre 2019 - Núm. 935
Ibermúsica, 50 años
Noviembre 2019 - Núm. 934
Abusos y violencia de género en la música
Octubre 2019 - Núm. 933
Música Directa en el mercado global
Septiembre 2019 - Núm. 932
A todo RITMO…
Julio-Agosto 2019 - Núm. 931
Los autores y sus pensiones
Junio 2019 - Núm. 930
A tope con la nueva web
Mayo 2019 - Núm. 929
Primavera de ferias musicales
Abril 2019 - Núm. 928
Las cuentas que pudieron ser
Marzo 2019 - Núm. 927
Internet y el copyright
Febrero 2019 - Núm. 926
www.ritmo.es
Enero 2019 - Núm. 925
Música y números
Diciembre 2018 - Núm. 924
Happy Birthday!
Noviembre 2018 - Núm. 923
12345