Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Susana Gómez Vázquez

“La música da alas a mi creatividad y a mis emociones”

Mayo 2020

Su último concierto en redes sociales alcanzó las 38.000 reproducciones, ¿cómo cree que se llega al gran público?

Una manera de llegar a conseguir esa unión con la gente es crear un vínculo a nivel emocional a través de la interpretación, lo cual considero clave en cualquier concierto: desnudar el alma mediante la música. Además, a mí siempre me gusta presentar la música y el compositor en mis conciertos, algo que empecé a desarrollar en mis estudios en la Royal Academy of Music; el público en general siempre agradece ese acercamiento.

¿Qué valores cree que aporta la música al día a día de las personas?

La música conecta, puesto que apela a lo más profundo de nuestros sentimientos y a nuestro subconsciente, provocando que surja la empatía. Además, rompe en esta unión con las barreras sociales: en la música no existen fronteras, género, razas…, es un lenguaje que todos podemos entender y a todos nos puede emocionar por igual, incitando a la tolerancia y el respeto. El estudio de un instrumento y tocar en grupo promueven una buena ética de trabajo y disciplina, implementando el valor de la responsabilidad. La música es también un refugio, un remanso de paz donde el individuo puede sentirse libre tanto en el día a día de personas en países sin conflictos, como en zonas de guerra.

¿Cuáles son los valores que cree que transmite como artista, además de una buena interpretación?

Yo siento verdadero amor por la música, y creo que esa pasión por lo que hago se transmite en mis interpretaciones o composiciones. La música también da alas a mi creatividad y a mis emociones; me gustaría creer que esa sensación de libertad e innovación dentro del respeto al compositor, es también contagiosa para el público.

¿Qué opina respecto del hecho musical? ¿Cree que la partitura ha de respetarse de forma exhaustiva o considera que es una mera guía que el intérprete puede de alguna forma recrear?

La partitura es un mapa detallado que debe ser estudiado exhaustivamente al detalle y después interpretado por el músico. Lo que vengo a decir es que no sólo basta ceñirse a lo que está escrito en este mapa, es necesario tener el bagaje cultural necesario para poder interpretar cada detalle plasmado en la partitura. Hay que conocer al compositor y lo que vivía en ese momento, sus escritos, explorar diferentes interpretaciones, tener un conocimiento de la época y la sociedad del momento, descubrir manuscritos, absorber el conocimiento de especialistas y, en el caso de la música de compositores vivos, es primordial una interacción con el compositor… Con todo ello, el intérprete, a través de su individualidad y su propia personalidad, crea algo orgánico y único.

Está participando en estas fechas en el Festival online PRO ONG CONCERTS con un repertorio exclusivamente con obras de Chopin. ¿Cree que el repertorio para piano pasa siempre obligatoriamente por Chopin?

Chopin es uno de los compositores que más admiro; pienso que revolucionó con una madurez increíble desde su propia juventud la forma de tocar e interpretar al piano. Por ello, creo que su música es vital para el desarrollo de cualquier pianista.

¿En qué repertorio se siente más cómoda Susana Gómez Vázquez?

Me encanta interpretar la música de Chopin y me siento muy afín con la de Schubert y Bach. También adoro las obras de los compositores del siglo XX: desde los impresionistas franceses como Ravel, pasando por el nacionalismo de Granados Albéniz, Ginastera, Piazzola… Y la música de Dutilleux, Ligeti o Messiaen. Disfruto mucho tocando obras de compositores contemporáneos y a menudo he estrenado obras de éstos.

Reside de forma habitual en Alemania. ¿Qué le aporta Alemania que pueda echar en falta aquí?

En Alemania la música se considera un bien de primera necesidad y el sector es muy apoyado por el gobierno. Me sorprendió mucho ver cómo se llenaban diariamente la multitud de salas de conciertos que hay en la ciudad de Colonia, inclusive las del conservatorio. Además, para atraer al público joven, hay entradas a precios muy reducidos y asequibles, algo que también observé en mis años de estudio en Londres.

¿Qué intérpretes son referentes para usted?

Depende un poco también del compositor que interpreten, pero admiro como referencias a Cortot, Arrau, Rubinstein, Alicia de Larrocha, Esteban Sánchez, Joao Maria Pires, Michelangeli, Glenn Gould, Kozcalski, Schnabel y por supuesto a mis profesores: Fabio Bidini, Josep Colom, Hamish Milne y Patsy Toh, cuyas enseñanzas han ido impregnando mi interpretación…

¿Cómo le ha afectado la pandemia del Covid-19?

Como muchos compañeros, he tenido que romper con mi forma de vida habitual, tanto en el plano personal como profesional. Tenía en proyecto varios conciertos, algunos de los cuales han sido definitivamente cancelados y otros pospuestos. Aun así, esta crisis me ha abierto nuevos caminos y tengo en mente proyectos futuros en los que estoy actualmente trabajando.

¿Puede contarnos algo de esos planes futuros?

Cuando pase esta pandemia, espero poder volver a retomar mis conciertos: tengo varios planeados aquí y en algunas ciudades alemanas. También tengo pensado grabar un CD, proyecto en el que me gustaría empezar a trabajar a partir del próximo año. En definitiva, quiero seguir compartiendo con el resto de personas mi amor por la música a través de proyectos donde los parámetros expresivos y creativos se expandan y se muestre también una visión transversal y universal del arte.

por Blanca Gallego

www.susanagomezvazquez.com

Foto: La pianista Susana Gómez Vázquez, que ha participado en el Festival online PRO ONG CONCERTS.

1151
Anterior Mariana Gurkova
Siguiente Francisco José Gil