Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Sachi Nagaki

Entre Brahms y Clara Schumann

Junio 2019

“Hommage à Clara Schumann” contiene obras que Brahms escribió para el piano teniendo a Clara en momentos importantes de su vida, como en la Op. 116, cuando entre ambos surgían desavenencias sobre el legado de Robert, pero su profunda amistad le hizo a uno componer un gigantesco ciclo y a Clara comprenderlo y tocarlo como un regalo de un alma gemela. Es en este año “Clara” donde la grabación de la pianista nacida en Japón, Sachi Nagaki, cobra la importancia que se merece.

El CD comienza por un final, por el Op. 116, uno de los últimos pianos de Brahms…

Cuando Brahms compuso su Op. 116 estaba en un serio conflicto con Clara por sus discrepancias acerca de la publicación de las obras de Robert Schumann. Aun así, Brahms envió a Clara la partitura para su opinión. Clara escribió en su diario: “En estas piezas siento por fin que la vida musical se agita una vez más en mi alma, una vez más toco con devoción; cómo me hacen olvidar todo el sufrimiento que él me ha causado”. Esta conexión inquebrantable del alma a través del arte y la belleza debe ser celebrada, especialmente en este año que conmemora el aniversario de Clara Schumann.

Estos Intermezzi parecen cartas de amor a Clara…

La relación entre Clara Schumann y Brahms no fue solo “una historia de amor”, en la que Brahms quería dedicarle sus románticas piezas para piano. Clara nunca olvidó la ayuda desinteresada que Brahms otorgó a toda la familia Schumann cuando Robert trató de suicidarse y fue ingresado en un centro psiquiátrico y ya nunca regresó a su hogar; Brahms tenía en aquel momento 21 años y por este motivo descuidó su carrera por algunos años. Clara fue fuerte y fue capaz de enfrentarse a los trágicos elementos de la vida, viviendo con mayor entrega aún gracias a su creencia en la belleza. Espero que la escucha de este disco sirva para comprender qué clase de actitud tuvo Brahms hacia esta mujer.

Este es el año de Clara Schumann, ¿deberíamos llamarla más Clara Wieck o quizá Clara Schumann-Brahms…?

No deberíamos olvidar cada cosa que Wieck hizo por su hija para que llegara a ser una de las mejores pianistas del siglo XIX. Sus primeras composiciones deberían estar “registradas” bajo el nombre de Clara Wieck. Pero ella tuvo que luchar contra su propio padre en los tribunales para casarse con Robert Schumann. En sus diarios y en su correspondencia, expresa lo mucho que le debe a Robert el haber compartido con él su desarrollo artístico y sus placeres. Tras su matrimonio, ella trabajó bajo el nombre de Clara Schumann. Después de la muerte de Robert, ella no compuso nada más, o bien no podía. Si en algún momento Clara y Brahms consideraron el matrimonio, determinaron en contra del mismo. En definitiva, “Clara Schumann-Brahms” no existió.

Interpreta las Variaciones sobre un tema de Haydn en el arreglo para piano solo de Ludwig Stark, en lugar de la habitual para dos pianos…

Es un arreglo poco conocido, la verdad. En sí mismo, el arreglo supone un reto por lo que ocurre en “tiempo real” entre mi mente y mis manos, más que por los elementos técnicos. ¡Ha sido el mayor reto intelectual para mí! Pero para Brahms era un juego agradable… Una solución elegante para las complicadas estructuras que le otorga una gran diversión y, si nos adaptamos a ellas y las seguimos, a nosotros también. La preciosa partitura de este arreglo, la cual acaba de editarse al igual que los dos arreglos de los Lieder, que he grabado en primera grabación mundial, ha sido facilitada por el Doctor Joachim Draheim, el eminente investigador schumanniano.

por Blanca Gallego

http://sachinagaki.com/

Foto: La pianista Sachi Nagaki, que ha grabado “Hommage à Clara Schumann” en el sello Solo Musica.
Crédito: © NO-TE.com / K. Kikkas

 

108
Anterior 42. Dresdner Musikfestspiele
Siguiente Cantoría, a más