Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Plaerdemavida Ensemble

Wagner y Liszt: Deseo, Amor y Muerte

Septiembre 2020

Plaerdemavida Ensemble, agrupación de cámara formada por Pablo García-Berlanga (piano), Jorge Fanjul (violoncello) y Paloma Chiner (soprano) presentan su nuevo proyecto, “Deseo, Amor y Muerte”. Tras haber pasado por la grabación de tres discos y por su bautismo en salas tan emblemáticas como el Carnegie Hall de Nueva York o el Kioi Hall de Tokyo, buscan su consolidación internacional con un proyecto arriesgado y de gran envergadura, basado en la relación entre Wagner y Liszt.

En “Deseo, Amor y Muerte” abordan algunas de las piezas más intensas del repertorio romántico. ¿Qué hay tras un título tan sugerente?

“Deseo, Amor y Muerte” es, en origen, un proyecto escénico sobre la intensa amistad entre Wagner y Liszt, las pulsiones ocultas que nos sugieren sus vidas y su música. Estas pulsiones no están solo en el amor adúltero entre Wagner y Mathilde Wesendonck, sino también en las apasionadas cartas que ambos amigos se escribían y en el enigma de cómo Wagner contrajo su último matrimonio con la hija de su mejor amigo, Cosima, a pesar de la desaprobación de Liszt. En escena tenemos la ayuda de un atrevido texto de María Cárdenas que aúna humor y profundidad. En el disco, la música habla por sí sola.

Si la música habla por sí sola, ¿por qué un proyecto escénico?

Para hacer accesible una música de difícil escucha a un público mayoritario. Las pulsiones que tratamos no entienden de época, y pocos autores han sublimado el amor como los autores románticos. A menudo se presupone que el público conoce todos los entresijos y el contexto de cada pieza, pero este supuesto elitista dificulta el acceso a otros públicos. Nosotros queremos romper con esto. Es más fácil comprender la música si se comprende la historia que hay detrás.

Finalmente, se han decidido a plasmar “Deseo, Amor y Muerte” en disco…

Las piezas que componen el programa fueron mayoritariamente concebidas para orquesta, pero tienen un carácter intimista. Ello hace atractivo abordarlas con una formación de cámara, capaz de resaltar ese carácter. No tiene sentido grabar un Requiem de Verdi con piano y violoncello, pero, aunque el Preludio de Tristán e Isolda tiene una exuberancia orquestal equiparable, la esencia de la pieza sí puede transmitirse con estos dos instrumentos. Por otra parte, la semejanza de color entre el cello y la voz favorece este tipo de adaptación en el Lied, ya que el juego de sonoridades realza este clima íntimo.

“Deseo, Amor y Muerte” no es su primera incursión en el formato de concierto escenificado…

Nuestra primera incursión semi-escénica fue con un proyecto contemporáneo, en el cual propusimos a tres compositores explorar las distintas formas en que el ego, esa problemática tan inherente al mundo artístico, puede manifestarse en todos nosotros. El proyecto final, “Ego”, fue estrenado dentro del Festival ENSEMS, en el Palau de la Música de Valencia, contando con tres estrenos absolutos.

Antes explicaban que con Plaerdemavida adaptan piezas no específicas para la formación. ¿Cómo encajan estas adaptaciones dentro de la ortodoxia clásica?

La ortodoxia parte a menudo de una idealización del proceso de composición que no corresponde con la cruda realidad de los autores clásicos. Éstos sufrían entonces de más restricciones de las que hoy imaginamos, habiendo de ceñirse a los instrumentos o intérpretes a su disposición. Así, muchas piezas románticas surgían en reuniones de amigos como las Schubertiadas, y un arreglo final con clarinete se debía a que en aquella reunión el único viento disponible era un clarinete. Por otra parte, muchos arreglos orquestales para Lieder que hoy consideramos canónicos son posteriores a su concepción original a piano, embellecidas más tarde con la capacidad expresiva de una orquesta. Así, cada vez que nos enfrentamos a la elaboración de un programa, analizamos la intención del autor y hasta qué punto nuestra formación puede transmitir la esencia de la pieza. En nuestro caso tenemos la suerte de, además de la versatilidad del piano, contar con los dos instrumentos más expresivos que existen, el cello y la voz. La combinación de estos tres elementos ofrece muchas posibilidades, puesto que el cello puede funcionar como instrumento armónico, como contrapunto melódico de la voz o incluso como solista.

Supongo que es difícil, en una agrupación de cámara con soprano, evitar el prejuicio de que se trata de una “cantante con acompañamiento”…

Ese ha sido desde el primer día nuestro objetivo. Somos una agrupación en la que los tres músicos tocamos con peso. Primero, en el sentido musical de la palabra, para ser capaces de sostener por ejemplo la intensidad de un repertorio sinfónico. Y segundo, en el proceso creativo de nuestros proyectos, donde el objetivo es que el espectador descubra en la combinación de nuestros tres instrumentos capacidades que no conocía. Si antes decíamos que la música debía hablar por sí sola, esperamos que nuestros programas también lo consigan.

por Lucas Quirós

www.plaerdemavidaensemble.com

Foto: En “Deseo, Amor y Muerte”, Plaerdemavida Ensemble afronta la relación entre Wagner, Liszt y terceras personas…
Crédito: © Alessandro Lourenço

975
Anterior Alberto Mesirca
Siguiente Uta Weyand

Selector de temas