Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Norberto Magín

Marcha negra, el acordeón de hoy

Octubre 2022

Desde León, Norberto Magín, profesor de acordeón en el Conservatorio Superior de Oviedo, ha publicado un disco titulado Marcha Negra, donde ha hecho arreglos e interpretaciones sobre música del nacionalismo español y entre las que destacan unas obras del que fue el primer director de RITMO, el leonés Rogelio Villar.

Pregunta obligada en esta revista… ¿por qué grabar a Rogelio Villar?

Cuando empecé a plantear el disco, tuve muy claro que la temática tenía que estar relacionada con el folklore de nuestro país y fue por eso cuando me fijé en la figura de Rogelio Villar. Me llamó la atención el gusto que tenía a la hora de plantear los arreglos de las canciones tradicionales leonesas y por eso lo incluí. Luego, a posteriori, gracias a su nieto, Luis Silva-Villar, y a la persona que está haciendo su tesis sobre Rogelio y compañera de conservatorio, Elena Miguélez Civera, descubrí que fue una persona muy relevante en su época y que entre sus méritos fue el ser uno de los miembros fundadores de RITMO y de ser su director desde su primer ejemplar en el año 1929 hasta el año de su fallecimiento, en 1937. Además, cabe señalar que el año que viene es el 150 aniversario de su nacimiento.

¿Aparte de estas obras de Rogelio Villar qué más se puede encontrar el oyente la grabación?

El disco contiene una recopilación de obras de la llamada Generación de Maestros (Albéniz, Granados, Falla…) y un arreglo del Santa Bárbara Bendita que realicé yo mismo. Además, cabe señalar que, por un lado, en esta aventura me acompaña la soprano Yanicet Lobaina cantando la Nana de Manuel de Falla y, por el otro, en el libreto colaboran el escritor Epigmenio Rodríguez, con la redacción de un prólogo, y la poeta Isamil9, con la redacción de un poema homenaje a mi abuela, la principal culpable de que hoy me dedique a la música.

¿Cómo suenan las obras de piano en el acordeón?

Pues al público que no esté acostumbrado a escuchar este instrumento le diría que se olviden de la imagen del acordeón que interpreta música popular y que simplemente cierren los ojos y saquen sus propias conclusiones.

¿Por qué cuando se refiere a su acordeón habla de él como si fuera diferente?

Porque es diferente. El acordeón que he utilizado para grabar el disco es el que se utiliza y se enseña dentro de los conservatorios, es bastante más grande que el tradicional, su sonido es totalmente diferente y por supuesto el repertorio que se toca con él es totalmente diferente. No es ni mejor ni peor, diferente.

¿Hay obras originales para este instrumento?

Por supuesto, desde hace unas décadas el acordeón ha sido el destinatario de obras de compositores de relevancia a nivel mundial, como Luciano Berio o Sofia Gubaidulina y, a nivel nacional, Luis de Pablo, David del Puerto o José María Sanchez-Verdú. Sin embargo, sí que es cierto que todavía sigue siendo un desconocido para la mayoría de los compositores y eso es un trabajo que debemos fomentar los intérpretes.

¿Y por qué Marcha Negra?

Este disco, como ya he dicho, tiene un claro contacto con mis raíces y estas están ligadas a mi abuelo, un minero acordeonista que amenizaba las fiestas del entorno a la vez que extraía carbón de la montaña. De ahí proviene mi Marcha Negra.

¿Qué pensaría su abuelo si escuchara el disco?

Pues estoy seguro de que le gustaría. Mi abuelo siempre tuvo dos espinas clavadas que al final se las he sacado yo. Por un lado, nunca consiguió que alguno de sus hijos siguiera la tradición de tocar el acordeón y, por el otro, nunca pudo acceder a unos estudios reglados de música, porque los centros de formación se encontraban muy lejos y su familia no podía costearle el viaje. En este sentido, el que el acordeón se incorporara a los conservatorios en la década de los años 80 hizo que yo sí tuviera esa facilidad para acceder a esos estudios e incluso más allá, ya que mi propia curiosidad me ha llevado a tener contacto con grandes acordeonistas de relevancia mundial como Ángel Luis Castaño, Mika Vayrynen, Frank Angelis o Claudio Jacomucci, y a seguir avanzando académicamente hasta el último escalafón que llegará cuando presente mi tesis doctoral.

¿Cuáles son sus proyectos futuros?

Pues como ya he dicho, el año que viene se cumple el 150 aniversario del nacimiento de Rogelio Villar y estoy preparando un recital-homenaje a este compositor. Me he puesto en contacto con varios compositores leoneses para que compongan una obra para acordeón que incorpore elementos del folklore leonés. La idea es hacer un concierto donde intercalar obras de estos compositores junto a los arreglos de Rogelio. Además, desde el año pasado estoy trabajando con el violinista David de La Varga en un proyecto titulado “Desde Bach a Piazzolla”, donde hacemos una línea temporal entre estos dos compositores que han sido tan relevantes para nuestros instrumentos.

Por último, ¿dónde se puede adquirir el CD?

Invito al lector a escucharlo en las plataformas digitales (Spotify, por ejemplo) y también está en formato físico; tienen toda la información disponible de la grabación en mi página web norbertomagin.com.

por Lucas Quirós

www.norbertomagin.com

Foto: Norberto Magín, profesor de acordeón en el Conservatorio Superior de Oviedo, ha publicado un disco titulado Marcha Negra.
Crédito: © Ángel Jorge Madrid

144
Anterior Josep Vila i Casañas
Siguiente Moisés Marín