Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Beatik

La aplicación que escucha al intérprete

Noviembre 2019

El 15 de octubre se presentó en Espacio Fundación Telefónica la nueva aplicación Beatik, lector de partituras para dispositivos móviles con dos características esenciales que la hacen superior a otras ya existentes, y por ende, única en el mundo. Una: la capacidad de pasar página sin necesidad de pedal. Y la otra, que con Beatik el músico puede entrenar a su propio PDF. El intérprete sube el PDF a Beatik y, con una sola grabación y pasando solo una vez de página, la partitura en PDF (o cualquier archivo visual) queda preparado como Smart Score para las siguientes ocasiones en que el intérprete haga uso de ella.

Beatik es una spin off, una empresa que surge de la Universidad de Jaén (UJA), con personal investigador de la UJA entre sus promotores, parte de cuya actividad explota conocimiento generado en la UJA, con la que tiene firmado un acuerdo exclusivo de transferencia de conocimiento.

Pedro Vera, CEO de Beatik, nos explicó la relación de Beatik con la UJA:

“El algoritmo de seguimiento de partitura detrás de todo lo que es Beatik se obtuvo como resultado de una línea de investigación de la Universidad de Jaén, en concreto del Departamento de Ingeniería de Telecomunicación de la Escuela Politécnica Superior de Linares. La Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación de la UJA nos asesoró sobre la protección de la tecnología, la constitución de la empresa, y la búsqueda de financiación, así como en la difusión; continúa colaborando en todas las actividades de Beatik. La UJA, además, participa en un 3% del capital social de Beatik”

Beatik tiene por tanto un origen científico. Pero es una aplicación destinada a ser una herramienta para músicos. ¿Son músicos alguno de los ingenieros del proyecto? ¿Hay músicos ahora en el equipo de Beatik?

El origen de Beatik es la unión de músicos e ingenieros, la necesidad y las soluciones a sus problemas. Actualmente en Beatik hay músicos integrados en el equipo de diseño de las aplicaciones, dentro del equipo de desarrollo tenemos programadores que también son músicos. Y por supuesto, en el equipo de desarrollo de negocio tenemos músicos con experiencia dentro de la industria musical en diversos países como Alemania, Reino Unido y Estados Unidos. Además contamos con una red de contactos que crece día a día gracias a nuestros partners. Desde el comienzo ha habido músicos en Beatik, el diseño de las aplicaciones siempre ha tenido músicos al frente.

Beatik logró su financiación inicial de la Comisión Europea. ¿En qué momento económico está ahora?

Ahora, la fase de comercialización de Beatik precisa de otros fondos para ejecutar las estrategias y campañas de marketing que tenemos diseñadas. La Comisión Europea contempla esta fase, en la que no hay financiación, pero sí hay múltiples iniciativas para relacionar los proyectos de éxito como Beatik con las herramientas de inversión adecuadas. Esa etapa es en la que nos encontramos.

Beatik es un lector de partituras. ¿Existe colaboración entre Beatik y los editores tradicionales de partituras?

Tenemos una activa relación con los editores de partituras. Algunos de ellos ya han mostrado su interés para tener sus partituras en Beatik, algo que será una realidad en los próximos meses. Otros están probando la aplicación y valorándola muy positivamente para poder comenzar a trabajar juntos.

Aunque la aplicación no lleva mucho tiempo en el mercado, el equipo de Beatik, como indicaba antes, lleva tiempo colaborando con los usuarios. ¿Han establecido ya un perfil medio de dichos usuarios?

El perfil del usuario de Beatik se reparte aproximadamente al 50% entre profesionales y estudiantes, teniendo una franja de edad amplia, entre los jóvenes estudiantes y algunos con más de 45 años. En cuanto a los instrumentos, hay gran variabilidad, aunque predominan piano, violín y saxofón. No obstante, los usuarios de Beatik llegan a usar incluso instrumentos minoritarios o tradicionales. Beatik está preparado para todo tipo de instrumento e instrumentación. Beatik tiene a la violinista Leticia Moreno como embajadora de Beatik en el mundo.

“Lo más sorprendente en un primer momento -ha destacado Leticia Moreno-, y lo más importante de Beatik, es la libertad que otorga al músico. Porque la aplicación reconoce la interpretación del músico y se acompasa a la misma”.

Para Leticia Moreno, la partitura está viva gracias a Beatik: “Yo soñaba, mientras llevaba mi maleta llena de partituras, con una aplicación como esta; Beatik es la aplicación que te escucha. Tus partituras, a tu ritmo”

¿Algo más que los lectores deban saber de Beatik?

Nos gustaría destacar que, al igual que las partituras cobran vida con Beatik, Beatik sigue vivo y evolucionando. Nuevas funcionalidades irán apareciendo en las próximas semanas y meses, llegando a la versión de grupo que tendrá su puesta de largo en marzo de 2020 con el Beatik Altea Festival. En este festival, acompañado de clases magistrales, Beatik será protagonista junto con los profesores y solistas de primer nivel del mismo.

por Silvia Pons

www.beatik.com
       
Foto: “Beatik es la aplicación que te escucha; tus partituras, a tu ritmo”, afirma la violinista Leticia Moreno, embajadora de Beatik en el mundo
Crédito: Beatik

663
Anterior José Carlos Gómez
Siguiente Romain Nosbaum

Selector de temas