Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Mayo 2019 - Núm. 929

WEINBERG: Symphony n. 13 Op. 115. Serenata Op. 47 n. 4.

Siberian State Symphony Orchestra / Vladimir Linde.
Naxos 8.573879 (CD)



La crítica

Si usted no está al tanto del renacimiento del polaco Weinberg (1919-1996), este puede ser el momento de que se suba al carro de este fascinante autor. Tras la puesta en escena de una de sus siete óperas, La Pasajera, programada para la próxima temporada en el Teatro Real, súbitamente tomamos conciencia del hallazgo de un autor oculto del régimen soviético con un catálogo que abarcaba 26 sinfonías y 17 cuartetos de cuerda, y que fuera amigo de Shostakovich. Las dos obras que aquí se presentan en grabación mundial obedecen a momentos y estilos distintos. La Sinfonía n. 13 Op. 115 data de 1976, escrita en memoria de su familia perecida en los años 40, consta de un único movimiento escrito en forma de arco con su punto culminante hacia la mitad, y aunque precisa de una amplia orquesta, su escritura es mayormente camerística con especial cuidado de los timbres y temas de corto aliento.

Por el contrario su Serenata para orquesta Op. 47 n. 4 de 1952, que fuera dirigida en su estreno por Rozhdestvensky ese mismo año, consta de cuatro movimientos y utiliza el acervo popular folclórico para crear una música muy lírica, amable y chispeante; una inteligente manera de sortear las dificultades creadoras tras el decreto de Zhdanov de 1848. Las versiones de Linde con su Sinfónica Estatal de Siberia, encargados de la recuperación del ciclo sinfónico este compositor, son puntillosas, atentas y suficientes para mostrarnos su grandeza.

Jerónimo Marín

43
Anterior TERPSICORE, APOTHEÓSE DE LA DANSE BAROQUE.
Siguiente MOZART: Sonatas para piano ns. 12, 3, 11 (“alla turca”) y 17, KV 332, 281, 331 y 570.