Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Abril 2024 - Núm. 982

MENDELSSOHN: Obras completas para violonchelo y piano

(+ obras de COLL, HOLLIGER, RIHM, WIDMANN).
Sol Gabetta, Bertrand Chamayou.
Sony Classical 19439934002 (2 CD)



La crítica

Toda grabación nueva debería ser tan atractiva y estar tan bien concebida y ejecutada como ésta que proponen Sol Gabetta y Bertrand Chamayou con obras para violonchelo y piano de Mendelssohn y un estrambote más que curioso de piezas de Jörg Widmann, Heinz Holliger, Francisco Coll y Wolfgang Rihm. No piense el lector que su interés radica exclusivamente en un motivo, como podría ser el de reunir las obras completas del músico alemán para sus respectivos instrumentos o el de ofrecernos cuatro meritorias primicias, que también. Considere, en cambio, que en ella confluyen felizmente al menos otros cuatro factores de valor específico diverso y complementario.

Quizás el más evidente en una primera audición es el diálogo cómplice entre los intérpretes que, en su caso, lleva retroalimentándose desde hace casi veinte años. Luego estaría, al menos para quien escribe, el arrollador sentido cantable de Sol Gabetta, a quien tuve la suerte de escuchar cuando aún era una inquieta estudiante que buscaba completar su formación en el Encuentro de Música y Academia de Santander y cuyo desbordante carisma, ya evidente entonces, rezuma aquí en la dosis justa.

Pero es que todavía quedan el ejemplar acabado editorial del álbum (interesantísimas notas) y la bella toma sonora, que en las obras de Mendelssohn nos restituye admirablemente tanto el timbre del Stradivarius Bonamy Dobrée-Suggia (1717) de Gabetta como el del imponente piano Blüthner (1859) que toca Chamayou. Absolutamente recomendable.

Darío Fernández Ruiz

59
Anterior MUSIKALISCHE EXEQUIEN. Obras de BACH y SCHÜTZ
Siguiente CORELLI & QUENTIN: Sonatas para flauta