Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Junio 2019 - Núm. 930

HOSOKAWA: Obras orquestales (vol. 3).

Elmark, Eerens, sopranos; Fujimura, mezzo; Tajima, shakuhachi. Orquesta Sinfónica de Euskadi / Jun Märkl.
Naxos 8.573733 (CD)



La crítica

Tres de las cuatro obras incluidas en este nuevo registro de la integral de obras orquestales emprendida por Naxos fueron escritas por Hosokawa como una respuesta a las devastadoras consecuencias del terremoto y tsunami que afectaron a Japón en 2011. Nacido en Hirosima en 1955, la catástrofe reactivó en el compositor japonés el eco de la permanente conciencia apocalíptica que determinó su infancia. Esa suerte de tríptico comienza con una obra, Meditation, de un clima expresivo eminentemente elegiaco, que sólo explota en la sección titulada Miedo y donde el impulso por testimoniar un homenaje a las víctimas deriva en ciertos formulismos expresivos. En ese sentido, resultan mucho más interesantes Nach der Sturm y Klage, ambas para voces femeninas y orquesta, en las que los textos de Hesse y Trakl, respectivamente, síntoma de la inmersión en la cultura germana del compositor durante sus años de formación, se ven confrontados con unos pasajes sonoros de permanente transformación tímbrica e inquietante atmósfera.

Finalmente, Autumn Wind es un concierto para la tradicional flauta dulce japonesa, el shakuhachi. Hosokawa recupera la función originaria del instrumento, empleado en el budismo zen para una práctica de meditación sonora, y lo integra en el tejido orquestal, quedando ambos impelidos por un mismo impulso natural, ese viento otoñal que denomina esta bella página.

David Cortés Santamarta

194
Anterior BACH: Arias y extractos.
Siguiente CHABRIER: L’Étoile.