Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Enero 2022 - Núm. 957

GRUNDMAN: Conciertos para piano y violonchelo.

Eduardo Frías, piano. Iagoba Fanlo, violonchelo.
Orquesta Sinfónica de Navarra / Pedro Halffter.
Sony Classical 19439950192  (CD)



La crítica

Jorge Grundman sigue fiel hacia su amplia orientación tonal y hacia la temática místico-religiosa, llevándonos entre "la decisión más difícil de Dios" y "el acto de contrición", como subtítulos a sus conciertos. El Concierto para piano Op. 63 tiene como punto de partida su temprano Quinteto para piano y cuerdas Op. 21; asimismo WATP Op. 38 para orquesta de cuerda, que sirve de intermezzo entre las obras concertantes, está basado en otra obra anterior, su célebre Estudio para piano Op. 2 (Somos el pasado inminente).

Las tres obras prescinden de la gran paleta orquestal, quedándose solo en las cuerdas. Tiene un modelo basado en una textura sumamente homogénea, directa en su atractivo emocional, moviéndose hacia una expresión afirmativa de su estilo inconfundible. La escritura de cuerdas es distintiva desde el principio; los oyentes deben llegar a sus propias conclusiones pues la música es vagamente episódica, en general, conteniendo un papel narrativo para cada uno de los solistas. Tanto Eduardo Frías como Iagoba Fanlo logran una refinada interpretación que permite que el instrumento se dirija al oyente a la manera de un soliloquio claro y directo. Este enfoque visual de cada composición ayuda a fundamentar incluso los pasajes más "modernistas", lo que permite que la música de Grundman permanezca accesible para el oyente más informal y, al mismo tiempo, rinde suficientes riquezas para satisfacer a una audiencia más exigente, impulsado por actuaciones expresivas de compenetración perfecta entre solistas, la Orquesta Sinfónica de Navarra y Pedro Halffter, complementando el estilo emocional del autor.

Luis Suárez

220
Anterior BRUCKNER : Sinfonía n. 4. WAGNER: Wesendonck Lieder.
Siguiente FLÓREZ IN FLORENCE. JUAN DIEGO FLÓREZ.

Selector de temas