Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Enero 2022 - Núm. 957

BRUCKNER : Sinfonía n. 4. WAGNER: Wesendonck Lieder.

Elīna Garanča, mezzosoprano.
Orquesta Filarmónica de Viena / Christian Thielemann.  
C-Major 805108 (DVD)



La crítica

Procedente del pandémico Festival de Salzburgo de hace dos veranos, arriba este formidable recital con la elegante Elīna Garanča (nuestra flamante portada), la batuta Notung de Thielemann y una Orquesta Filarmónica de Viena de prodigiosa belleza sonora. Para abrir unos magníficos Wesendonck Lieder (este año han interpretado juntos además la Séptima de Bruckner y los Rückert-Lieder de Mahler, sí incluidos por DG en su reciente disco) de voz segura, regia, colmada de negrura y misterio (inquietante su particular registro bajo). Thielemann la mima otorgándole todo el protagonismo, siempre envolviendo con terciopelo la emisión (él sí acompaña). La letona está deliciosa en Im Treibhaus con un envolvente pianissimo final. Sumamente operística en Schmerzen y soberbia en el tristanesco Träume con un espectral “in die Gruft” final que hiela la sangre.

Tras su ciclo con Dresde (ver crítica en esta revista en octubre de 2021), ésta Cuarta es muy superior a la sajona gracias a los vieneses, pues resulta inalcanzable con su fraseo y ese cantabile marca de la casa que parece tallar el sonido en celestial nube. Thielemann (más a gusto en el forte que en el piano) hace sonar a la proverbial orquesta como un gigantesco órgano, entregando un Bruckner rugiente, gótico y granítico, más humano que espiritual, de metales poderosos y unos tutti que esclavizan la audición. Lástima que el Andante (que parece sajado de la Heroica beethoveniana) resulte demasiado rígido y sobrio.

Javier Extremera

232
Anterior CHAMBER ORCHESTRA OF EUROPE. NIKOLAUS HARNONCOURT
Siguiente GRUNDMAN: Conciertos para piano y violonchelo.