Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo ABRIL 2017 - Núm. 906

GLASS: Obras para piano (Glassworks -selección-, Estudios, etc.).

Vikingur Ólafsson, piano.
DG, 002894796918 (CD)



La crítica

Cálido frío

Sin duda alguna Philip Glass puede ser considerado en su área como uno de los compositores más importantes del siglo XX (recomiendo de paso su reciente autobiografía, “Palabras sin música”, publicada por Malpaso). Lo tiene acreditado con su versatilidad representada por un legado que incluye varias operas, sinfonías, canciones, poemas, música de películas con tres nominaciones al óscar y numerosas obras destinadas al piano, así como por la colaboración que ha tenido con músicos como David Bowie, Brian Eno, Ravi Shankar y Cristóbal Halffter. Sentado esto, y no encontrándome entre los fans la música minimalista, sin necesidad de entrar en disquisiciones sobre la personalidad del compositor, ni tampoco de su influencia mediática, originalidad o sobre en qué parcela debe clasificarse su actividad compositiva, lo mejor es introducirnos en la escucha de este lanzamiento, concebido como homenaje por su 80 cumpleaños.

Opening es el primer movimiento de Glassworks (1981), que sirve de apertura y cierre al disco a modo de circulo vital, si bien en el epílogo lo que se ofrece es una reelaboración del movimiento realizada por Cristiano Badzura, con la incorporación de un cuarteto de cuerda, que funciona bien como final, a pesar de la reiteración de su contenido.

En la obra identificamos una polirritmia de tres notas contra dos, que permanece constante en su desarrollo, junto con un motivo en la línea del bajo, cuyas obstinadas repeticiones son salvadas por la capacidad expresiva del pianista en un excelente trabajo, en el que la diferenciación de planos sonoros y la introducción de delicados contrastes en las líneas melódicas marcan un plus respecto de otras versiones.

El conjunto de los veinte Estudios se gestaron en un periodo de dos décadas a partir de 1994, respondiendo al esquema tradicional, en el sentido que cada uno de ellos se enfrenta al reto de superar una dificultad pianística, desde las puramente mecánicas hasta la exploración de texturas, dinámicas y posibilidades armónicas del instrumento. En la selección grabada, donde no se respeta la numeración a favor de la búsqueda del contraste, encontramos, junto con las estructuras contrapuntísticas y patrones de repetición propios del compositor y referencias notables al pianismo del siglo XIX, la tranquilidad  y obsesión del n. 5, el intrincado n. 6, la cascada de escalas del n. 13, la bella melodía del n. 2, la sutileza expresiva del n. 14 y el lento cromatismo del n. 20.

De nuevo Ólafsson se convierte en el mejor vasallo de esta música, observando una fidelidad que, amparada en una excelente técnica, le permite elevar la categoría de estas miniaturas mediante una perfecta combinación de virtuosismo y expresividad. En definitiva, un disco que permite apreciar el equilibrado pianismo de Ólafsson y en el que los admiradores de Glass encontrarán el mejor servidor de su música.

José Luis Arévalo

784
Anterior BRAHMS: Cuarteto para piano y cuerda n. 2. MAHLER: Cuarteto para piano y cuerda.
Siguiente RACHMANINOV: Conciertos para piano ns. 2 y 3.

Selector de temas