Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Septiembre 2022 - Núm. 964

CLAUDIO ARRAU • BERLÍN 1959

Sonatas para piano de BEETHOVEN. 
The Lost Recordings 2103039 (CD)



La crítica

El sello Lost Recordings publica el inédito recital beethoveniano que Arrau dio en Berlín en 1959. Tres son las Sonatas que abordó el pianista chileno en aquella ocasión: Los adioses, la Appassionata y la n. 31. Arrau, en plenitud de facultades con 56 años, viene a poner de manifiesto lo ya sabido y aceptado, que no es más que su absoluta maestría al piano. Nunca deja de sorprenderme la enorme capacidad técnica del chileno, que recorre los pentagramas beethovenianos con una naturalidad pasmosa. Encontramos aquí una interpretación desinhibida y vigorosa, con unas velocidades que no han sido recortadas en aras de una recreación que estará siempre presente en sus futuras grabaciones. La frescura de estas tomas no impide, no obstante, que aflore la poesía y trascendencia habituales en el pianismo del chileno.

Sus cantabile sin parangón y su inabarcable paleta dinámica dotan a la música de un carácter y una expresividad únicos, de una fuerza arrebatadora. En estas obras capitales, Arrau sentó las bases interpretativas para que Barenboim alcanzara la cumbre con sus varias integrales. La hondura de los movimientos lentos ya la conocíamos de sus registros de estudio, pero aquí el calado es mayor si cabe. Por poner alguna pega, la Sonata n. 31 está quizás un peldaño por debajo de las otras dos; la visionaria Op. 110 abruma por su ejecución (véase la pasmosa fuga) pero le falta una vuelta de tuerca para resultar verdaderamente trascendental.

La toma sonora es sorprendentemente buena.

Jordi Caturla González

108
Anterior THOMASCANTOR IN DIALOGUE
Siguiente COLOMBINA. Obras de TRIANA, URREDE, DALZA, OBRECHT...