Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo JUNIO 2018 - Núm. 919

BERLIOZ: Benvenuto Cellini.

John Osborn, Maurizio Muraro, Laurent Naouri, Orlin Anastassov, Mariangela Sicilia, Michèle Losier. Chorus of Dutch National Opera. Rotterdam Philharmonic Orchestra / Sir Mark Elder. Escena: Terry Gilliam.
Naxos 2.110575-76 (DVD)



La crítica

Aún el Berlioz operístico no ha entrado de lleno en las temporadas de ópera por su complejidad en la escena, su enorme demanda en las voces y la amplia duración de sus obras (Les Troyens se suele hacer en dos días). Benvenuto Cellini, estrenada en París en 1838 con rotundo fracaso, es un buen ejemplo de lo anteriormente dicho y gran suerte es que se grabaran las funciones de los días 15 y 18 de mayo de 2015 en Amsterdam, pues la música es una fiesta de imaginación, melodías e instrumentación. Los principales cantantes están excelsos, con un soberbio Osborn, tenor poco mediático pero de gran trayectoria, como Cellini, y la para nosotros no conocida Mariangela Sicilia como su amada Teresa, soprano de bella voz y fácil emisión.

La puesta en escena de Terry Gilliam, bien conocido como miembro de Monty Python, es divertida, llena de figurantes, con una muy trabajada dirección de escena, unos decorados en perpetuo cambio y de gran complejidad, y una atención al detalle que nos debería obligar a varios visionados para apreciar toda su labor, incluido un coro entregado tanto vocal como escénicamente. Sir Mark Elder, experto director de foso, aporta toda la energía y delicadeza desde el acompañamiento, no decayendo el espectáculo en sus tres horas de duración, como bien reconoce el público en el entusiasta aplauso final. ¡Bien merece darle una oportunidad a Berlioz en estas condiciones! 

Jerónimo Marín

173
Anterior SCHIFRIN: Obras para piano.
Siguiente BEETHOVEN: Sonatas para piano ns. 29 Op. 106 “Hammerklavier” y 14 Op. 27/2 “Claro de luna”.