Música clásica desde 1929

Discos criticados "online"

En esta sección solo encontrará críticas de los discos CD-DVD-BR que exclusivamente se publican en la página web de RITMO y no en la edición de papel o PDF. Acceda a la ficha de cada uno, con su crítica "online", haciendo “clic” sobre el mismo. Puede comprarlo desde el enlace "Comprar en Música Directa", si este figura  en la ficha del disco, cuando está disponible en nuestra tienda, o acceder a otros vendedores haciendo “clic”, desde aquí mismo, en el enlace Los-vendedores.

Comentado en web: Mayo 2021

Crítica Discos / FLAUTO E VOCE

Obras de FASCH, HAENDEL, PEZ, TELEMANN.
Jan Nigges, flauta. Sibylla Elsing, soprano. Baroque Avenue.
DHM 194398184822  (CD)



La crítica

En los últimos tiempos el nivel exigencia ha ido colocando su listón tan y tan alto, que ahora ya no sólo basta que cantantes e instrumentistas interpreten como los propios ángeles, sino que además han de asemejarse a ellos en el aspecto físico. Ejemplo de esto lo tenemos en los protagonistas de esta grabación, el flautista Jan Nigges y la soprano coloratura Sibylla Elsing, quienes, tal como lucen en las fotos del cuadernillo, parecen talmente una pareja de Hollywood.

En el programa figuran, por un lado, tres páginas instrumentales: una bastante trillada, la Suite en la menor para flauta dulce, cuerda y bajo continuo TWV 55:a2, de Georg Philipp Telemann (1681-1767), pero que es un reto a superar por todo flautista que quiera demostrar su valía, y dos mucho más infrecuentes, el Concierto en fa mayor para flauta dulce, cuerda y bajo continuo de Johann Friedrich Fasch (1688-1758) y el Concerto Pastorale en fa mayor para dos flautas dulces, cuerda y bajo continuo de Johann Christoph Pez (1664-1716), con Michael Schneider como segundo flautista; por otro lado tres arias para soprano y flauta dulce obligada, dos de Telemann, tomadas de una cantata y de una ópera, respectivamente, y una de Georg Friedrich Haendel (1685-1759), de la ópera Serse.

Las arias de Telemann viene a ser como movimientos de sonata en trío con voz y en la de Haendel la soprano rivaliza con el “flautino”. Todo maravillosamente interpretado. Una verdadera delicia.

Salustio Alvarado

463
Anterior Crítica Discos / EXODUS (KORNGOLD – ZEISL)
Siguiente Crítica Discos / MAYR: Misa en mi bemol mayor