Música clásica desde 1929

Discos criticados "online"

En esta sección solo encontrará críticas de los discos CD-DVD-BR que exclusivamente se publican en la página web de RITMO y no en la edición de papel o PDF. Acceda a la ficha de cada uno, con su crítica "online", haciendo “clic” sobre el mismo. Puede comprarlo desde el enlace "Comprar en Música Directa", si este figura  en la ficha del disco, cuando está disponible en nuestra tienda, o acceder a otros vendedores haciendo “clic”, desde aquí mismo, en el enlace Los-vendedores.

Comentado en web: Diciembre 2020

Crítica Discos / DVORÁK: Sinfonía n. 6. Oberturas

Deustche Radio Philharmonie / Pietari Inkinen.
SWR 19093 (CD)



La crítica

Desde hace décadas, los melómanos admiradores de Dvorák saben que el gran compositor checo no compuso sólo sus tres últimas sinfonías y las numeró quijotescamente 7, 8 y 9… Y durante años el resto de las mismas, sobre todo las Sinfonías ns. 5 y 6 se han ido incorporando al repertorio habitual, sobre todo gracias a las integrales que primeramente llevaron a cabo Karajan o Kubelik, entre otros. Ahí se pudo constatar que son en todos los sentidos tan líricas, tan alegres, tan vivaces, tan emocionantes y tan bien orquestadas como las tres últimas, consideradas obras maestras.

La Sinfonía n. 6 Op. 60, con sus temas líricos altísimos y poderosamente musculosos, sus profundidades emocionales, su inmensa fuerza, y sus colores cálidos y ritmos contagiosos, es una sinfonía tan fina como Dvorák alguna vez compuso. La interpretación aquí recogida forma parte del quinto tomo de otra integral, esta vez registrada por Pietari Inkinen, junto con otras obras del repertorio del genio bohemio no tan conocidas como se debiera. En este caso se trata de dos oberturas de ópera: Vanda Op. 25 y Selma Sedlák Op. 37. Un género operístico en el que intentó muchas veces indagar y que rara vez se representan fuera de su patria natal, salvo Rusalka. Además se añade la conocida en el repertorio Hussiten Op. 67. Las oberturas expuestas son interpretadas en pleno éxtasis, con todo su corazón y alma. Todos los que aman la música de Dvorák deberían escuchar esta grabación.

Luis Suárez

628
Anterior Crítica Discos / DANIELPOUR: The Passion of Yeshua
Siguiente Crítica Discos / ECCO IL MOMENTO