Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

CRÍTICA / Un fin de semana con la Filarmónica de Gran Canaria (por Juan Francisco Román Rodríguez)

Las Palmas de Gran Canaria - 17/07/2020

Durante estos 4 últimos meses, con la actividad de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria suspendida por la pandemia del Covid 19, su director artístico y musical, Karel Mark Chichon ha buscado la manera de mantener vivo al colectivo con distintas e inhabituales propuestas como el video elaborado con una selección de 5 minutos de la Segunda de Mahler, grabado desde los domicilios de cada uno de los músicos, que alcanzó gran difusión en redes sociales y medios de comunicación.

Finalmente se ha puesto fin a esta inhabitual temporada con una convocatoria extraordinaria que bajo el título “Un finde con la OFGC” ha celebrado tres conciertos los días 10, 11 y 12 de julio, con un mismo programa, aforo limitado a 300 localidades en cada concierto y contingente instrumental reducido a 35 músicos, cada uno con su propia partitura y manteniendo entre si la distancia de seguridad.

La velada se inició con el aria de la suite para orquesta nº 3 de Bach, en un arreglo del propio Chichon que sin desvirtuar su esencia, situó en primer plano los aspectos más dolientes y emotivos de la pieza, alternando el protagonismo entre la cuerda grave y los violines, en una lectura hondamente sentida dedicada a las víctimas del Covid y al personal sanitario.

La corta velada, ofrecida sin interrupción, continuó con las mozartianas Obertura de Lucio Silla, en tres partes al modo de una corta sinfonía, y la Sinfonía nº 36 Linz, en lecturas luminosas y de gran vitalidad, haciendo gala de tempi ligeros pero nunca apresurados, que permitieron a la batuta recrearse en un fraseo flexible bien delineado, destacando como siempre en Chichón la admirable claridad de planos, especialmente en los numerosos diálogos entre las diferentes secciones tan propios del salzburgués, la indesmayable energía y el cuidado por diferenciar las distintas repeticiones con una dinámica bien calibrada, contando con la excelente respuesta instrumental de unos músicos entregados a los que se notaba la satisfacción por volver a hacer música en grupo después de tanto tiempo.

Esperamos ilusionados la nueva temporada, pendiente de concreción y sujeta a la evolución de las medidas de control sanitario.

Juan Francisco Román Rodríguez 

Orquesta Filarmónica de Gran Canaria / Karel Mark Chichon

Obras de Bach y Mozart

Auditorio Alfredo Kraus

Las Palmas de Gran Canaria

366
Anterior CRÍTICA / Mi violonchelo en femenino: segunda entrega de ‘Hoy compositoras’ (por Sakira Ventura)
Siguiente CRÍTICA / Beethoven y Hengelbrock, una perfecta sintonía (por Gonzalo Roldán Herencia)

Selector de temas