Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / La bella Otero - por Luis Mazorra Incera

Madrid - 12/07/2021

Disfrutamos de una estimulante experiencia artística mezclando danza con otros géneros dramáticos y musicales emparentados, con el espectáculo de danza "La bella Otero". Un ballet crisol, ofrecido en riguroso estreno y subdividido en cuadros relativamente independientes con dirección y coreografía de Rubén Olmo, y música de: Alejandro Cruz, Agustín Diassera, Rarefolk, Diego Losada, Víctor Márquez, Enrique Bermúdez, Pau Vallet y Manuel Busto. Este último, a su vez, director musical al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, titular del Teatro de la Zarzuela.

Histórico teatro madrileño donde se estrenara este espectáculo con abrumadora, y exitosa a la postre, respuesta de un público entregado a tenor de la sonora ovación final en los saludos y otros gestos espontáneos sobre la marcha, siempre oportunos y bienvenidos, que trufaron esta velada.

Y no fue para menos dado su ambicioso contenido artístico. Una secuencia copiosa y dinámica de cuadros de danza, con todo tipo de combinaciones y conceptos escénicos y de baile: del ballet clásico al flamenco o al musical mismo, e incluso sazonado de saludable vis cómica con valientes guiños a otros géneros en este entorno como ya indiqué, zarzuela y ópera, siempre asentados, con mayor o menor calado, eso sí, alrededor de la vida de todo un longevo mito español de la escena europea de final de siglo diecinueve y principios del veinte: Carolina Otero.

Al margen del obvio juego de situaciones, energéticas muñeiras de inicio, característicos tablaos y coreografías varias entre croupiers, reyes y emperadores, casinos y palacios, que proporciona sin recato una biografía intensa y, en cierto modo, revolucionaria, también clamó de principio en línea con aquella noble descripción citada en su texto descriptivo en los medios: "reflexiones sobre maltrato, ambición, el éxito, la incapacidad de amar y la soledad".

Brillante desempeño conjunto e individual de un elenco exigido por una trama variada, con referencias cruzadas a los ballets clásicos más celebrados, al folclore patrio más vistoso y al flamenco, como tal identidad independiente.

Un espectáculo, pues, enjundioso que, ya sin las limitaciones de la pandemia que obligan a un despliegue continuado, sin descansos, de dos horas de duración, va a ganar aún más enteros.

Enhorabuena por esta ambiciosa obra que disfrutamos en su inspirador estreno absoluto y que conjuga, sin demasiadas ataduras ni complejos, aspectos culturales colaterales con el baile y "La bella Otero", sus dos protagonistas indiscutibles.

Luis Mazorra Incera

 

Ballet Nacional de España.

La Bella Otero de Rubén Olmo (director artístico y coreografía).

Música de Busto, Cruz, Diassera, Rarefolk, Losada, Márquez, Bermúdez y Vallet.

Dramaturgia: Gregor Acuña-Pohl. Escenografía: Eduardo Moreno. Vestuario: Yaiza Pinillos. Iluminación: Juan Gómez-Cornejo. ...

Orquesta de la Comunidad de Madrid. Músicos flamencos del B.N.E. Alejandro Cruz, Agustín Diassera y David Chupete. Dirección musical: Manuel Busto.

BNE. Teatro de la Zarzuela. Madrid.

1666
Anterior Crítica / Elegancia y coherencia artística - por Gonzalo Roldán Herencia
Siguiente Crítica / Forma Antiqva, Nuria Rial y una ópera imaginada - por Mercedes García Molina