Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Kate Royal inaugura el Ciclo Imágenes del Romanticismo - por Simón Andueza

Madrid - 14/10/2023

Madrid se está convirtiendo en tierra de conciertos delicatessen para los amantes del Lied. Primeramente, el prestigioso Ciclo de Lied que organiza actualmente el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM), acaba de inaugurar su trigésima edición con un formidable recital de la soprano noruega Lise Davidsen, a la que es ya muy difícil escuchar, por motivos de agenda y trayectoria, en un recital tan íntimo, sobremanera interpretando este repertorio que defendió a las mil maravillas, desnudando su fabulosa alma de artista.

Pues bien, este ciclo del que Europa sigue envidiando, contará este año con artistas de la talla de Olga Peretyatko, Gerald Finley, Erika Baikoff, Christian Gerhaher, Matthias Goerne, José Antonio López, Andrè Schuen, Vivica Genaux, Florian Boesch, Anna Lucia Richter, Katharina Konradi y Catriona Morison, nombrando tan sólo a los fabulosos cantantes que irán desfilando en la actual temporada con sus respectivas parejas pianísticas de igual altura.

Pero por si el panorama liederístico de esta ciudad se estuviera quedando parca en este género, asistimos a la aparición de un segundo ciclo de conciertos de igualdad en cuanto a su calidad musical en una sala privada que se está convirtiendo en un escenario codiciado entre melómanos e intérpretes tras su modélica reapertura que mejoró su cualidad acústica sobremanera, la Fundación Juan March, rara avis de programación musical en múltiples aspectos, comenzando por su coherencia en sus ciclos y terminando por la inabarcable cantidad de sus citas.

En el presente curso podremos asistir a 27 proyectos distintos que incluyen 23 conciertos didácticos y 137 conciertos para el público general, cifras abrumadoras, que constituyen ciertamente la actividad soñada de cualquier entidad o ciclo artístico, sobremanera en un país que premia la actividad del entretenimiento sobre la cultura, dando un extraordinario valor a la figura de quien idea y coordina esta increíble institución privada, Miguel Ángel Marín, quien ha dotado de un singular valor de coherencia a cada cita programada, despojando a las grandes instituciones culturales públicas de su aparente carácter referencial, en una valiente y descarada apuesta por la originalidad y calidad, que merecen toda la atención del melómano, deseando que este ejemplo pueda calar en nuestras más altas instituciones, teatros y salas de conciertos con su ejemplo.

Pues bien, el ciclo que inauguró la soprano Kate Royal junto al pianista Joseph Middleton, consta de cuatro citas que permitirán a cualquier persona, y de un modo gratuito, disfrutar de algunos de los grandes nombres de este género, como serán el barítono Benjamin Appl junto al pianista James Bailleu, el barítono Samuel Hasselhorn, junto a Malcolm Martineau, y el simpar tenor Mark Padmore junto al no menos afamado Julius Drake al piano. Podría aventurarme a afirmar que jamás existió rivalidad en cuanto a grandes nombres de cantantes y pianistas por este módico precio en cualquier rincón del planeta.

En cuanto al primero de los conciertos del ciclo Imágenes del Romanticismo, pudimos constatar lamentablemente que a veces la realidad es mucho más compleja de lo que a priori nadie puede imaginar.

Pudimos constatar que la soprano Kate Royal no atraviesa el mejor momento musical de su carrera, a través de un bello programa con grandes perlas del repertorio camerístico. La velada constó de cinco genios de la composición: Franz Schubert, Robert Schumann, Johannes Brahms, Claude Debussy y Richard Strauss. Sus formidables textos y armonías fueron claramente los vencedores de una tarde en la que inusualmente las virtudes del pianista Joseph Middleton destacaron sobre las de la solista vocal. Quizás el momento más delicioso de la noche fue el fragmento que Richard Strauss encomienda al piano en Beim Schlafengehen (de Vier letzte Lieder, TrV 296 nº 3), en donde la genialidad compositiva de Richard Strauss es tal que su crescendo de ese formidable y único fragmento quedará en nuestra memoria como un recordatorio de su magnánima obra, en una suerte de fraseo impecable y de construcción de un formidable y largo crescendo ensoñador en las manos de Joseph Middleton. Kate Royal mostró evidentes dificultades técnicas para abarcar y dominar tan magnífico y difícil repertorio, manifestando una buena comprensión y fiel compromiso conceptual con el contenido del programa.

Simón Andueza

 

Kate Royal, soprano, Joseph Middleton, piano.

Obras de Franz Schubert, Robert Schumann, Johannes Brahms, Claude Debussy y Richard Strauss.

Ciclo Imágenes del Romanticismo.

Fundación Juan March, Madrid. 11 de octubre de 2023, 18:30 h.

 

Foto © Dolores Iglesias / Archivo Fundación Juan March

69
Anterior Crítica / El llanto y la inmensidad - por Estrella García López
Siguiente Opinión-Crítica / Expresión del arte en torno a Lorca - por Jesús Villa-Rojo