Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / II Festival Jordi Savall - por Luis Suárez

Tarragona - 20/08/2022

Segunda entrega del Festival Jordi Savall en el entorno único e histórico de Real Monasterio Cisterciense de Santes Creus. Elección que invita a la promoción del turismo cultural y preservación del patrimonio histórico. También se hicieron dos conciertos en otros diferentes enclaves, uno en el Real Monasterio de Santa María de Poblet y otro en la villa histórica, que conserva un bello recinto medieval en su casco antiguo, Montblanc.

Tous les matins du monde – 30 años del estreno del film

30 años se cumplen del estreno de la película francesa “Tous les matins du monde (Todas las mañanas del mundo)” atrajo a una audiencia de un tamaño inesperado para una historia sobre la música de viola barroca francesa, convirtiéndose en un gran éxito en Francia y Alemania e incluso obtuvo una amplia distribución por todo occidente. Las ramificaciones comerciales crecieron con el lanzamiento de la banda sonora de la película, con la leyenda de la música antigua Jordi Savall en la viola; la banda sonora alcanzó niveles de ventas de platino en su lanzamiento inicial.

La historia de la película, basada en unos pocos hechos esquemáticos sobre el solitario violista del siglo XVII conocido solo como Monsieur de Sainte Colombe, atrajo a los espectadores con sus resonancias modernas que tocan el conflicto entre el arte y el éxito popular, y en parte con su iluminación dramática que recuerda a las pinturas de Louis le Nain. La banda sonora tiene algunas piezas con voces o con un pequeño conjunto de otros intérpretes.

Aquí se nos ha vuelto a ofrecer en vivo, en una presentación de la banda sonora que pretendía dirigirse a los oyentes, tanto a los entonces videntes, como los que no habían visto la película, además de ofrecer más información por el propio Savall al micrófono conectando con el público; el trabajo en su conjunto contiene una gran cantidad de material interesante que analiza el lugar de la corte francesa y sus iniciativas culturales frente a la sensualidad de la música italiana por un lado y las restricciones de los reformadores religiosos incondicionales por el otro.

¿La música de Marais y Sainte Colombe incluida aquí realmente ilustra estos conflictos para el oyente promedio, independientemente de la película? Tal vez no, aunque Savall ofrece lecturas persuasivas de las piezas intelectuales y complicadas de Sainte Colombe con sus extrañas disonancias no resueltas. Y las notas no te dicen mucho sobre la música que realmente estás escuchando. La toma de sonido de la respiración en la música de viola lo escucharon en abundancia en esta interpretación, en el hermoso recinto que engloba el patio del Monasterio. Una excelente puesta en escena de música solista inquietante que tiene una atmósfera histórica única.

Todos los solistas, comunes en el acompañamiento del genio catalán, estuvieron a la altura de lo que cabía esperar.

Le Concert des Nations: Manfredo Kraemer, violín. Charles Zebley, flauta travesera. Philippe Pierlot, viola da gamba baja de siete cuerdas. Xavier Díaz-Latorre, tiorba y guitarra barroca. Luca Guglielmi, clavicémbalo.

 

Heinrich Ignaz Franz von Biber: Las Sonatas del Rosario (selección)

Las Sonatas del Rosario (también conocidas como las Sonatas Misteriosas) de Heinrich Ignaz Franz von Biber son sus obras más célebres, y sus exigencias e innovaciones técnicas les han dado una mística muy alejada de sus asociaciones religiosas. La interpretación de una deslumbrante Lina Tur Bonet es el escaparate de una virtuosa, donde muestra su talento consumado y su profundidad expresiva al interpretar la elaborada música de Biber para violín y bajo continuo con una convincente mezcla de estilo y reverencia.

De estas 16 sonatas, solo se pudo ofrecer una generosa selección, inspiradas en los Misterios Gozosos, los Misterios Dolorosos y los Misterios Gloriosos del Rosario Católico Romano, y coronadas por la “Sonata del Ángel de la Guarda (aquí interpretada), representan los eventos centrales de la vida de la Santísima Virgen María, aunque también son un compendio de técnicas de violín barroco, como afinaciones de scordatura, multistops, pasajes contrapuntísticos y efectos especiales de arco, que se pusieron de moda a fines del siglo XVII.

La escrupulosa atención al detalle de Tur Bonet y su excelente maestría musical, con el sonido vibrante de la Iglesia del conjunto cisterciense, así como una perfecta complicidad con el público, hace palpable su presencia, llegando a generar incluso intensidad espiritual. A destacar el acompañamiento continuo de tres personas, que ofrece evocadores colores cambiantes a medida que cada uno de los tres intérpretes cambia entre pares de instrumentos estrechamente relacionados.

El teclista Daniel Oyarzábal toca un clavicémbalo y un órgano de cámara muy ingenioso. Patxi Montero combina maravillosamente con el órgano de y el clavicémbalo de voz profunda. El público salió satisfecho independientemente de que tengan o no un rosario.

Lina Tur Bonet, violín. Patxi Montero, viola da gamba. Daniel Oyarzábal, clavicémbalo

 

Alfonso X “El Sabio” – Cantigas de Santa María

Las "Cantigas" son poemas acompañados de anotaciones musicales del siglo XIII escritos en dialecto gallego-portugués durante el reinado de Alfonso X (1221-1284). Generalmente se desconoce el autor, pero se dice que algunos de los versos fueron escritos por el propio Alfonso y el poeta Airas Nunes.

La obra fue escrita en manuscritos que contienen atractivas ilustraciones que representan a músicos tocando instrumentos de la época. Es uno de los documentos más convincentes e importantes de la época medieval. La música aquí escuchada contiene interpretaciones de las composiciones de 800 años de antigüedad y varía desde interpretaciones, solo vocales, hasta instrumentales animados que respaldan el canto masculino y femenino. La influencia del Al-Ándalus es prominente en la música, lo que le da al sonido un toque exótico del Medio Oriente que lo separa considerablemente de la música del norte de Europa en ese momento. Siendo un monarca cristiano y un hombre de letras, Alfonso parece haber proporcionado parte de la poesía en honor a la Virgen María, elogiándola como "el amanecer de los amaneceres", "la dama de todas las damas", "la rosa de todas las rosas, y "la flor de todas las flores". Siendo un hombre del pueblo, Alfonso también parece haber tomado la mayoría de sus melodías de canciones de trovadores.

Fascinantes e históricos, estos son los sonidos de la era de los Reyes y Caballeros en Iberia hace mucho tiempo.

Savall es un músico conocido por la reconstrucción imaginativa de repertorios perdidos, pero aquí justifica sus elecciones musicales con cierto detalle. Lo que le da a sus interpretaciones de este material su calidad inquietante es la presencia del percusionista, fiel colaborador de barba espesa Pedro Estevan, uno de los músicos más fascinantes de la lista de colaboradores de Savall a lo largo de los años.

Esta música puede parecer escasa, en relación a las más de 400 muestras conservadas, pero para un concierto de más de 90 minutos ha demostrado ser históricamente interesante y exitosa; la interpretación y puesta en escena es absorbente y resiste repetidas audiencias, revelando algo de la compleja sociedad de la que surgió. La falta de evidencia directa que describa las representaciones contemporáneas de las Cantigas significa que los estudiosos deben basarse en evidencia circunstancial para determinar posibles prácticas de interpretación: un campo minado traicionero.

De ahí parecen surgir varias opciones plausibles (según el contexto), entre ellas la que aquí presenta Jordi Savall: un conjunto numeroso con varios instrumentos vista generosamente en la práctica de interpretación, y la aparente plausibilidad de los resultados, al menos, en un contexto devocional, es quizás en parte accidental. Junto a un canto maravilloso, conjuntado perfectamente por Lluís Villamajó (principalmente tutti, pero con solos notables), la interpretación instrumental es soberbia.

Esta producción transmite suntuosidad en todos los aspectos. Gráfico, histórico-cultural, musical. La conferencia previa de Dolors Bramòn fuera asimismo interesante con notas de presentación muy precisas relativas al conjunto y sobre todo con datos históricos fieles de las miniaturas que acompañan a los manuscritos originales de las cantigas. Cualquiera que se acerque a la música de este tipo lo hace con pleno conocimiento de causa.

Y está Savall con la Capella Reial De Catalunya y Hesperion XXI con una experiencia auditiva simplemente emocionante. Esta colección ofrecida está bellamente curada y es una forma maravillosamente fascinante de presentar esta música devocional.

La Capella Reial de Catalunya / Hespèrion XXI

 

Luis Suárez

 

II Festival Jordi Savall

11 al 15 de agosto del 2022

Real Monasterio de Santes Creus, Tarragona

319
Anterior Crítica / Sinfonismos de pujanzas tímbricas - por Ramón García Balado
Siguiente Crítica / Bárbara bávara - por Darío Fernández Ruiz