Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Don Pasquale cabalga de nuevo - Juan Francisco Román Rodríguez

Las Palmas de Gran Canaria - 04/04/2022

El segundo título de la temporada organizada por los Amigos Canarios de la Ópera nos trajo una de las óperas bufas más representadas del repertorio: Don Pasquale de Donizetti.

Roberto Scandiuzzi, uno de los mejores bajos italianos de las últimas décadas, asumió el rol titular, muy alejado de los grandes personajes verdianos que le han dado fama internacional. Con una voz de auténtico bajo en razonable buen estado que mantiene su peculiar sonoridad, con menos frescura y volumen pero sólidamente proyectada, Scandiuzzi, que tiene la edad del personaje, aportó naturalidad y verosimilitud, en un rol que se mueve fundamentalmente en el registro central, sin exigencias extremas de tesitura ni potencia, creando un protagonista de personalidad bien definida, consciente de su dignidad y status, que intenta mantener la compostura incluso en los peores momentos sin recurrir a grandes aspavientos.

Claudia Pavone, compuso una Norina en la mejor tradición bufa de las grandes sopranos ligeras italianas, inteligente, pícara y rebelde, resolutiva en los pasajes de coloratura, dominó los números de conjunto con un registro agudo seguro y extenso.

Paolo Fanale, exhibió un timbre de lírico ligero agradecido, que proporcionó la base de su Ernesto melancólico, algo constreñido en lo actoral, con un registro agudo que no siempre proyectó con la suficiente soltura.

Gabriel Bermúdez, barítono muy lírico, flexible, sin problemas de tesitura, de agudos bien proyectados, clarísimo en la dicción, desenvuelto escénicamente, fue el mejor actor de los cuatro protagonistas y un Malatesta impecable. Correctos Ivan Figueira, notario y el Coro del Festival.

Rafael Sànchez Araña al frente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria controló el balance entre escena y foso, proporcionando un fino tapiz instrumental sobre el que las voces se escuchaban con facilidad, aunque en algunos momentos no habría venido mal un poco más de chispa.

La puesta en escena trasladó la acción a la década de los treinta del siglo XX, sin que la trama se resintiera, contando con unos decorados y atrezzo realistas, que facilitaron el movimiento escénico, ágil pero sin caer en la tentación de recurrir a una comicidad de brocha gorda.

Juan Francisco Román Rodríguez

 

Roberto Scandiuzzi, Claudia Pavone, Paolo Fanale, Gabriel Bermúdez, Iván Figueira.

Coro del Festival de Ópera.

Orquesta Filarmónica de Gran Canaria / Rafael Sánchez Araña.

Escena: Renato Bonajuto.

Producción Amigos Canarios de la Ópera.

Teatro Pérez Galdós, Las Palmas de Gran Canaria

 

Foto © Nacho González

343
Anterior Crítica / Confidencias schumannianas - por Ramón García Balado
Siguiente Crítica / La canción de la tierra, hito interpretativo de ADDA•Simfònica - por José Antonio Cantón