Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Cuando el trabajo está bien hecho

Fuendejalón (Zaragoza) - 03/01/2020

En estas fechas en las que la actividad coral se vuelve frenética salpicando nuestras localidades de conciertos navideños, pudimos asistir en la localidad de Fuendejalón, situada a unos cincuenta kilómetros de Zaragoza en la Comarca de Campo de Borja, a un concierto organizado por la Comisión de Cultura del Ayuntamiento de esta población y cuyo programa escapaba de las acostumbradas música de Navidad para centrarse exclusivamente en la zarzuela.

Esmeralda Jiménez dirige la coral “Vientos del Pueblo” en la cercana ciudad de Borja -conocida por sus Jornadas Internacionales de Canto Coral que celebrarán su 40º edición en 2020- coro el cual desarrolla su actividad sin pausa desde hace cincuenta y cuatro años. Así mismo dirige el Grupo “Voces” creado en 2017 en Fuendejalón. Para el concierto al que asistimos juntó ambas formaciones para conformar este programa con piezas de zarzuela del que hay que decir que venía hilado con gran coherencia.

En un primer bloque intervinieron las sopranos solistas. De la obra Los diamantes de la corona, de Barbieri, Si no de qué me sirve y Es este burdeos, de Chateaux Margaux, obra de Fernández Caballero, fueron las piezas cantadas por Marta Heras quien con su actuación vocal y teatral cautivó al público. Esmeralda Jiménez cantó Al pensar en el dueño de mis amores, de Las hijas del Cebedeo, de Chapí continuando junto al coro en la Entrada de Cecilia, de la obra de Roig Cecilia Valdés, un clásico en el repertorio de la soprano que borda con su voz e interpretación.

El coro asumió el segundo bloque con Doña Francisquita, de Vives, y su Coro de románticos, Al fin de la faena busco a mi mozo, de La del Soto del Parral, de Soutullo y Vert y, de Luisa Fernanda, El cerandero, gracioso coro de Moreno Torroba. Ya acompañando al tenor Jorge Velilla interpretaron de la misma obra el Coro de vareadores. Todas ellas con un coro equilibrado, empastado, con las voces ajustadas y bien timbradas en todas sus cuerdas, apreciándose un trabajo muy bien hecho por parte de la directora que logró igualar el sonido del nuevo Grupo “Voces” con el completamente hecho del veterano “Vientos del Pueblo”.

El tercero y último bloque nos devolvía al repertorio solista. Marta Heras se arrancaba deliciosamente con No corté más que una rosa de la zarzuela de Sorozábal La del manojo de rosas para continuar con la romanza Madrileña bonita de la misma zarzuela bien templada por el tenor Jorge Velilla. De Moreno Torroba y La chulapona, el dúo Ese pañuelito blanco se escuchó con gran complicidad entre ambos mismos intérpretes. El punto final lo ponía la Habanera de Don Gil de Alcalá interpretada por Heras y Jiménez -muy elegantes ambas voces magníficamente compenetradas musical y timbricamente-  y el coro. Al pianista Omar Jonatás Sánchez lo hemos nombrado en diversas crónicas anteriores pues es acompañante en la Gala Lírica que durante las Jornadas Internacionales de Canto Coral “Ciudad de Borja” se dedica anualmente en recuerdo del compositor Ramón Borobia Paños. Quizás nos repetimos en las apreciaciones pero una de sus virtudes es su regularidad en la interpretación a lo largo y ancho del repertorio y del tiempo. Su sonido se adapta a cualquier contexto vocal y circunstancia y su interpretación trasciende el discreto y rutinario acompañamiento, ejecutando la parte pianística con una musicalidad propia de solista, aunque sabiendo en todo momento cuál es su papel.

Un concierto redondo, bien armado, buscando algo popular pero no exclusivamente navideño, en el que los profesionales se integraron con los aficionados y viceversa con toda naturalidad y muy buen hacer, obteniendo unos resultados musicales de mucha calidad.

Víctor Rebullida 

Marta Heras y Esmeralda Jiménez, sopranos, Jorge Velilla, tenor, Omar J. Sánchez, piano. Coral “Vientos del Pueblo” y Grupo “Voces”. Esmeralda Jiménez, directora.
Repertorio de zarzuela.
Iglesia de San Juan Bautista, Fuendejalón (Zaragoza).

867
Anterior Crítica - Forma, devenir y artificio
Siguiente Crítica - Conrado del Campo, de nuevo en la Fundación Juan March

Selector de temas