Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Christoph Eschenbach debuta con la Filarmónica de Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria - 12/07/2021

Una de las propuestas a priori más interesantes de la actual temporada de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria era el debut al frente del conjunto del prestigioso director Christoph Eschenbach y los resultados no pudieron ser más afortunados.

La buena sintonía establecida por batuta y músicos se dejó sentir en el desempeño de unos músicos concentrados que respondían rápidamente a las indicaciones de la batuta, pero también en las declaraciones de Eschenbach a la prensa local alabando la calidad y espíritu de equipo del conjunto grancanario.

Una rutilante obertura de Las bodas de Fígaro mozartianas fue el prólogo perfecto a una velada que continuó con el Concierto para flauta y orquesta de Jacques Ibert, donde el deslumbrante Stathis Karapanos de sonido opulento y homogéneo en todos los registros y admirable virtuosismo, sobrevoló con ligereza una intrincada la parte orquestal que la batuta se encargó de clarificar.

El broche de oro lo puso una Primera sinfonía de Brahms dramática y oscura. De un director octogenario podíamos esperar una lectura otoñal, introspectiva y morosa de tempi, pero Eschenbach nos dejó un Brahms rebelde y escarpado en permanente tensión, que utilizaba los contados momentos de relajación situados en los pasajes liricos para preparar una nueva descarga de energía del tutti orquestal, anticipadas por  crescendos sabiamente planificados, obteniendo de la Filarmónica de Gran Canaria un sonido característicamente brahmsiano, robusto, cálido y flexible, tanto de la sección de cuerdas, pese a contar únicamente con 45 integrantes, como de las maderas a las que se escuchó con inusitada claridad en los tutti, o los metales y el timbal que completaban la textura y culminaban el monumental edificio, especialmente trompas y trombones. Esperamos poder volver a escuchar al maestro Eschenbach al frente de la Filarmónica de Gran Canaria.

Juan Francisco Román Rodríguez

 

Stathis Karapanos, flauta.

Orquesta Filarmónica de Gran Canaria / Christoph Eschenbach.

Obras de Mozart, Ibert y Brahms.

Auditorio Alfredo Kraus. Las Palmas de Gran Canaria.

374
Anterior Crítica / Forma Antiqva, Nuria Rial y una ópera imaginada - por Mercedes García Molina
Siguiente Crítica / Himno a la esperanza (ROSS) - por Carlos Tarín