Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Cancioneros… Desde la delicadeza suprema (El Canto de Polifemo)

Madrid - 12/02/2019

Recogimiento, concentración, extrema delicadeza en el cantar y en el tocar de la asombrosa soprano Èlia Casanova y el exquisito vihuelista Alfred Fernández, que actuaron el pasado sábado 9 de febrero -en un Madrid agitado por enfrentamientos de fútbol-, en la Iglesia de las Mercedarias de Góngora gracias al buen hacer de la asociación El Canto de Polifemo y el esforzado impulso de su creador Paco Quirce.

Los intérpretes, literalmente, se reunieron con su público, pues mucha era la cercanía física que propició su deliberado deseo de tocar abajo, junto a las primeras filas y apenas sin luces, sólo las de unas velas.

El concierto presentaba el título “Quién te traxo el caballero (Los cancioneros ibéricos del Siglo xvi)”, fantásticos y suaves textos en castellano y en portugués (Cancionero de Elvas), tanto anónimos como de los excelentes Francesco da Milano, Juan del Enzina o Enríquez de Valderrábano.

La sensación de entrar en esas músicas desde la primera pieza y dejarse llevar hasta el final por la caricia de una voz clara y cristalina y la maestría de quien pulsa las cuerdas con sabiduría, deliberada contención y extremo conocimiento técnico.

Una de esas joyas o islas o maravillas, experiencias únicas a las que aferrarse en Madrid un sábado por la tarde al margen de agitaciones futbolísticas o políticas. Muy apropiado que el vihuelista Alfred Fernández, casi al final del concierto, recitara -con buena voz y gran manejo de los ritmos y las pausas- la célebre “Oda a la vida retirada” de Fray Luis de León.

Ernesto Calabuig

Quién te traxo el caballero. Los cancioneros ibéricos del Siglo xvi
Èlia Casanova, soprano; Alfred Fernández, vihuela.
Sábado 9 de febrero de 2019
Iglesia de las Mercedarias de Góngora de Madrid
Obras de Cancionero de Elvas y de cancioneros ibéricos del siglo xvi

Foto de Pablo Fernández Juárez

407
Anterior Crítica - Conversaciones con Joyce (Liceo de Cámara - CNDM)
Siguiente Crítica - Inobjetable representación (I masnadieri - Palau de les Arts de Valencia)