Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Yago Mahúgo

La resurrección del clave

junio 2013

Yago Mahúgo es uno de los más sólidos valores de una formidable generación de clavecinistas españoles, a los que aún se puede aplicar el calificativo de jóvenes. Mahúgo acaba de publicar en el sello Brilliant un disco con piezas para clave del muy desconocido compositor francés Joseph-Nicolas-Pancrace Royer, disco que está recibiendo los mayores elogios por parte de la prensa especializada, tanto nacional como internacional*. El clavecinista madrileño nos relata aquí su trayectoria y sus proyectos más inmediatos.

Cuénteme algo sobre sus inicios…

Nací en Madrid en 1976 y empecé a tocar el piano con 5 años. A los 18 acabé la carrera con Ana Guijarro en Sevilla y me mudé a Friburgo (Alemania), becado por la Fundación Alexander von Humboldt para continuar mis estudios con Tibor Szász.

¿Fue allí donde se encontró con la música antigua?

Sí. Tuve que asistir a la asignatura “Instrumentos históricos de tecla” y allí me quedé tan prendado de lo bien que sonaba la música en los instrumentos originales, que decidí estudiar clave y fortepiano con el gran clavecinista Robert Hill, mientras concluía el master de piano. Una vez lo acabé, me centré únicamente en la música historicista. Cuando volví a España, aprobé las oposiciones de piano para conservatorio, que es donde enseño ahora. Mientras, la Escuela Superior de Música Reina Sofía me buscó para que hiciese las funciones de clavecinista repertorista (continuo, acompañante) y para ensayar y preparar las formaciones modernas del Instituto de Cámara de Madrid en el repertorio barroco.

¿Con qué formaciones historicistas está asociado?

Empecé como continuista en la orquesta Sphera Antiqua, con un proyecto con Enrico Onofri, y ahora participo también con Nereydas y La Spagna. Pero lo que más me interesa es la formación que creé en el año 2008, Impetus Conjunto Barroco de Madrid, donde nos dedicamos a tocar repertorio barroco y clásico con instrumentos originales. Tengo la suerte de estar rodeado de grandísimos músicos con un gran conocimiento de la música de este periodo. Por ejemplo, uno de los miembros participa regularmente con formaciones como Le Musiciens du Louvre y Les Talents Lyriques.

Acaba de presentar su primer disco, dedicado al compositor francés Royer, con el que está obteniendo muy buenas críticas. ¿Cómo conoció esta música? Porque no es muy conocida ¿Conoce la grabación de Christophe Rousset?

Por supuesto. Rousset supuso para mí un auténtico descubrimiento. Tengo la suerte de que haya sido mi profesor durante varios años y no conozco a nadie que toque tan bien la música francesa. Cada vez que me acerco a ese tipo de música, Rousset me inspira y me acuerdo mucho de él. La música de Royer la descubrí en mi etapa de estudiante. Yo era un fanático de la escritura virtuosística y Royer ciertamente la tiene a raudales. Técnicamente no es mi primer disco. Ya grabé en el año 2004 Sonatas de Domenico Cimarosa con el piano moderno para una firma italiana. Este, lo que sí es, es mi primer disco dedicado al clave. Me ha llamado la atención las estupendas críticas que estoy obteniendo en todas las revistas especializadas** y esto hace que coja aún con más ganas el futuro.

Hablando del futuro, cuénteme sus proyectos y algo sobre sus recientes problemas médicos…

A principios de año, sufrí un ictus muy grave, que me tuvo en coma. Afortunadamente, y gracias a unos estupendos doctores, he salido milagrosamente de ello y con mucho trabajo y esfuerzo personal he conseguido no tener grandes secuelas y poder seguir tocando como antes, algo de lo que yo dudaba que consiguiese. La primera vez que me senté delante del teclado a la vuelta del hospital fue un shock total ¡No era capaz de hacer una escala con las dos manos! Pero tengo que dar gracias de continuar vivo y de poder continuar con mi carrera artística. Tengo ya previstos dos conciertos en el Festival de Córdoba en agosto (uno con mi grupo Impetus y otro de música de cámara) y tengo especiales ganas de que llegue el recital de fortepiano que haré el 29 de septiembre en el Teatro Carlos III de El Escorial, con el programa que hemos llamado “En el nombre del Padre”, con obras de la familia Bach (padre e hijos) y Müthel (alumno de Bach padre). Otra buena noticia es que la gran acogida que está teniendo el CD ha hecho que me hayan propuesto grabar otros 3 discos este otoño-invierno con más música francesa de esa época.

Muchas gracias y enhorabuena por su disco y aún más por su recuperación.

Gonzalo Pérez Chamorro

1230
Anterior Alex Alguacil
Siguiente Andalusian Contemporary Ensemble

Selector de temas