Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Martin Rummel

Un wanderer del violonchelo

Septiembre 2019

Chelista amante de explorar otros territorios menos habituales, regresa con paladino music en un segundo volumen dedicado a Bach en (re)invention.

Qué trata de expresar o decir con “Bach (re)inventions” para paladino music, en un nuevo volumen discográfico…

Este es el cuarto volumen con Eric Lamb y mis series (re)invention, tras los primeros registros dedicados a Bach, Mozart y Schubert, donde proseguimos con la tradición de arreglos y reinvenciones de obras del pasado, que se han perdido un poco por el movimiento de Originalklang (sonido original). La polifonía en el teclado de Bach puede ser fácilmente transformada en música de cámara. Arreglar es, por supuesto, algo que Bach ya hizo y muy bien, pienso en la Sonata para viola da gamba transformada en Sonata doble para flauta, o un Concierto para violín transformado en un Concierto para clave. Como músicos, es vital emplear nuestro tiempo en estudiar repertorio que originalmente no está escrito para nuestro instrumento. Honestamente, pienso que a Bach no le importaría; siempre y cuando tratemos de capturar el espíritu y permanezcamos respetuosos con la música. También hemos querido ampliar la gama instrumental y estamos muy felices que Elisabeth Kufferath, miembro del Cuarteto Tetzlaff, aceptara nuestra invitación.

Este Bach es combinable con Kurtág…

Las propias transcripciones de Bach de Kurtág, que él y su mujer interpretan de manera tan mágica al piano, están vinculadas con este proyecto. Sus Signs, Games and Messages, de los cuales tomamos el chelo y la flauta, son similares a las piezas de Bach y, con un lenguaje musical completamente diferente, muestran también similar expresión emocional. Pienso en la Invención en fa menor, y en el Doloroso. También encuentro que algunos movimientos de obras para chelo solo, violín o teclado tienen parecido con algunas de las obras breves de Kurtág. Después de la primera grabación de (re)invention hace cinco años (PMR0039), pensamos que dar un complemento de piezas contemporáneas era un cierre ideal al mismo. Kurtág parecía la opción obvia.

Es amigo de las “reinvenciones”, como ya hizo con el Winterreise de Schubert…

Schubert es probablemente el compositor más cercano a mi corazón. Como mis aptitudes pianísticas no son lo suficientemente buenas para soñar con una interpretación en vivo, busqué otras obras que pudiera interpretar. Aparte del Dúo en la mayor D 574 o la Fantasía en do mayor D 934, los Lieder eran lo más elemental, particularmente para chelistas, ya que podemos tocar en el mismo registro y tonalidad del original. Primero lo intenté en concierto hace más de veinte años con Henri Sigfridsson, y el primer proyecto del Winterreise surgió hace quince años con Norman Shetler y August Zirner. Entonces Norman lo escogió para su 80 cumpleaños en la Musikverein de Viena, y cuando abandonábamos el escenario, me dijo que no estaba seguro si de otra manera disfrutaría más el Winterreise. Aunque esto es muy halagador, soy muy consciente que lo había hecho con prácticamente cada gran cantante del siglo XX, incluidos Peter Schreier y Hermann Prey. Como chelista, lo que encuentro excitante es que solo puedes tocarlo de manera significativa si realmente conoces el texto. Percibir que tiene “corazón” o “amor” como significado dentro de cada poema, y que suena diferente a “dolor”. Los arcos deben reflejar las palabras y la respiración, y disfruté enormemente repensando mi manera de tocar. A día de hoy, es aun uno de mis programas favoritos, y escuchar el texto de manera separada a la música me hace descubrir lo moderno que es este ciclo.

E igualmente interpreta mucha música de cámara poco conocida…

Soy afortunado de haber sido director artístico de un festival de música de cámara durante seis años. En el contexto de interpretar música de cámara poco conocida, especialmente por sus contemporáneos, es un gran placer descubrir gran música que había sido olvidada, algunas veces por un editor que quebró o por otras desafortunadas circunstancias… ¿Por qué casi siempre se hace solo lo ya conocido?

También rescata obras y edita estas partituras para su interpretación…

Algunos compositores son conocidos por un pequeño grupo de obras, que en algunos casos ni siquiera son sus mejores creaciones; David Popper es desde luego el claro ejemplo entre los chelistas. Todo el mundo toca sus Estudios, quizá también la Gavotte Op. 23 y Elfentanz. Pero hay muchas obras más y mejores, incluyendo los Conciertos, que grabé para Naxos (8.573930) y hasta un cuarteto de cuerda. Los chelistas siempre se quejan que nuestro repertorio es demasiado pequeño. No podría estar más en desacuerdo: actualmente interpreto más de sesenta obras para chelo y orquesta y sobre unos cien dúos, y hay mucha más música que aún no he podido estudiar. Convencer a los promotores de conciertos que programen estas obras poco conocidas es una historia diferente. Tomemos los Conciertos de Zani (grabados en Capriccio, C5145), que causó un gran revuelo en 2013 (¡doce nuevos Conciertos del siglo XVIII!), pero cuando lo sugieres a una orquesta o a un promotor, la primera respuesta es: “Bien, por qué no trata de tocar Haydn, por favor…”. Para 2020, año Beethoven, voy a tratar de dar un “empujón” a Ries (grabado en Naxos: 8.573726 / 8.573851). ¡Me deseo suerte a mí mismo para esto…!

¿Ha tenido un verano muy intenso de Festivales?

No he podido aceptar todas las invitaciones que he tenido, dada mi actual ocupación como profesor en la Universidad de Auckland. Estoy recién regresado de una serie de interpretaciones del Quinteto en do mayor de Schubert con el Cuarteto Acies, la última en el Tiroler Festpiele. También he tenido una agenda bastante repleta con paladino media, particularmente con los sellos paladino music y Kairos, con los que hay varios aniversarios importantes este año. En mi vida soy un privilegiado por la variedad de actividades que realizo; ciertamente no me aburro…

¿Ha tocado mucho por España? ¿Tiene en breve alguna presencia en nuestro país?

Por desgracia llevo bastante tiempo sin pisar España, ¿me encantaría poder volver pronto! Un estupendo recuerdo que me viene a la memoria fue el estreno de Costa Blanca Suite para chelo y orquesta de Dorian Rudnytsky en Alicante, ¡una ciudad fantástica!

por Lucas Quirós

www.martinrummel.com

www.paladinomedia.com

+ Info-Comprar-CD

Foto: Martin Rummel prosigue su viaje en el sello paladino music con sus (re)invention, esta vez dedicado a Bach.
Crédito: © Calvin Peter

129
Anterior Münchner Opernfestspiele
Siguiente Audi Sommerkonzerte 2019