Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Lina Tur Bonet

Un viaje en el tiempo

Julio-Agosto 2021

La violinista viaja en el tiempo para ofrecernos en Sonata Lunatica su visión historicista de dos Sonatas para violín y piano de Beethoven, que ha grabado en el sello Pasacaille junto a la fortepianista Aurelia Vișovan.

Primeramente, me gustaría felicitarle por su espléndida grabación Sonata Lunatica, de dos de las grandes Sonatas para violín y pianoforte de Ludwig van Beethoven para el sello Pasacaille. Cuénteme el porqué de este título tan inspirador y poético, Sonata Lunatica

Se basa en el título que Beethoven escribió para la Sonata “Kreutzer”, escrita para el violinista mulato Bridgetower, quien causó furor en la Viena del siglo XIX por su carisma y virtuosismo. Beethoven escribió “Sonata mullatica para un loco lunatico”. Tras un comentario desafortunado del violinista hacia una amiga de Beethoven, éste se enfadó y cambió la dedicatoria a Kreutzer, quien nunca la tocaría por considerarla demasiado difícil.

Estamos todavía poco acostumbrados a escuchar este repertorio con instrumentos de época y criterios historicistas que nos acercan la verdadera esencia de esta música. ¿Qué diferencias principales existen con una interpretación con instrumentos modernos?

Primero el sonido y su concepto, que pretende ser sobre todo expresivo, nunca uniforme tanto en dulzura como en ataques o legatos mucho más extremos; más capacidad retórica del arco, la cuerda de tripa o el fortepiano. En las “limitaciones” por ejemplo de este último, reside precisamente esa expresividad, esa lucha contra los elementos y los límites, que tan bien se refleja en Beethoven. Hemos seguido arcos y digitados de violinistas de la época, lo cual ha sido un fascinante viaje en el tiempo y un cambio enorme de concepto, a la vez que supuso valentía para abordarlo, pues las últimas investigaciones difieren, no sólo de la tradición de las últimas décadas, sino también de cómo se abordaba hasta ahora por parte de los historicistas. He continuado la investigación acerca de la historia de la interpretación desde que el violín nació. Salgo siempre transformada de cada una de mis grabaciones.

¿Cómo ha sido trabajar con la formidable Aurelia Vișovan? Es muy de agradecer además que las dos intérpretes, violín y pianoforte, tengan la misma importancia tanto en la portada del CD como en el diseño global del disco…

Nos conocimos en Viena y fue amor a primera vista. Quisimos ambas tomarnos el tiempo necesario para hacer una investigación de estas obras, y trabajamos con el máximo experto Clive Brown, un lujo y un aval inmejorable.

¿Por qué eligieron precisamente estas dos Sonatas, las denominadas Kreutzer y Canto del gallo?

Habíamos tocado ya varias en concierto; la Kreutzer era una prioridad y buscamos la más contrastante y poética.

¿Cómo está viviendo esta tremenda crisis sanitaria y cultural que atravesamos? ¿Ha perdido mucho trabajo?

La compensación a más de 70 cancelaciones ha sido una actividad incesante desde julio del 2020, gracias sobre todo a la valentía de programadores y público, que agradezco de corazón. Entre otros muchos, he sido frecuentemente concertino invitada de la Orquesta Nacional de España, como directora y solista de la Orquesta Barroca de Sevilla y de la del Teatro de Kaiserslautern.

Su versátil y fecunda trayectoria violinística está plagada de joyas discográficas y de proyectos de asombrosa imaginación, descubrimiento musical y generosidad expresiva, tanto en solitario como con su grupo MUSIca ALcheMIca, así como con otros fabulosos conjuntos instrumentales españoles y europeos. Cuéntenos qué proyectos de futuro le aguardan, tanto en directo como discográficos, y cuáles son los más inspiradores e ilusionantes para usted.

Voy a actuar como directora y solista de la Orquesta Ciudad de Granada, con la Filarmonía de Oviedo y en Styriarte, Graz. Comenzaré como concertino de Jordi Savall, en Sinfonías de Schubert y Beethoven, un honor. También estaré en los Festivales de Potsdam, Pamplona, Valdegovía… MUSIca ALcheMIca y yo seremos artistas residentes en el CNDM de la temporada 21-22, girando por toda España e Italia y con tres conciertos en el Auditorio Nacional. El repertorio abarcará desde el siglo XVII, hasta el XXI, estrenando dos obras de J.M. Guix y Mauricio Sotelo (un trabajo muy inspirador) y tocando la Melancolía de Sanchez-Verdú. Actuaré en dúo con la fantástica pianista Alba Ventura. Por otra parte, se ha vuelto a posponer una gira de un mes en Australia, pero estaré en Oslo, Vila Musica Mainz, Halle, Festival de Granada del año próximo, y como concertino en el Liceo. Respecto a las grabaciones, las próximas incluyen música de Ravel, conciertos de solista con Collegium 1704, además de CD de Biber, Vivaldi y Bach. Y seré docente en la Escuela Reina Sofía. Es decir… “si Bach quiere”, no me voy a aburrir.

Pues gracias a Bach que tenga tanto trabajo, gracias por su tiempo.

por Simón Andueza

www.linaturbonet.com

Foto: La violinista Lina Tur Bonet ha grabado Sonata Lunatica con obras de Beethoven, junto a Aurelia Vișovan.
Crédito: © Jaime Menéndez

524
Anterior Géza Anda International Piano Competition 2021
Siguiente Voyager Quartet

Selector de temas