Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Entrevista #Ritmo978 / Yago Mahúgo

François Couperin y once más

Diciembre 2023

Monsieur Mahúgo regresa a la acción, esta vez de nuevo haciendo honor al apodo de señor francés, al comenzar la grabación de la integral de la música para clave de François Couperin, de la que acaba está a punto de aparecer el primer volumen. Serán un total de once discos.

Más que nunca, esta vez llamarle Monsieur Mahúgo toma toda su dimensión, puesto que acaba de comenzar la integral de la música para clave de François Couperin, que es muy considerable…

Exactamente 220 piezas divididas en 4 libros. Cada libro tiene un número diferente de ordres (órdenes): 5 para el 1º, publicado en 1713; 7 para el 2º de 1716, 7 para el 3º de 1722 y 8 para el 4º de 1728. Y eso sin contar los 8 Preludios y Allemande compuestos dentro de su tratado L’Art de toucher le clavecin. Una obra enorme, como se ve...

Este primer volumen de 11 contiene los Órdenes I y III, ¿cómo es esta música?

Couperin publica, que no compone, las piezas el 1er Ordre en 1713, cuando ya tiene ¡45 años! y ya es un afamadísimo músico dentro de la Corte de Luis XIV. Este 1er Ordre es muy extenso, donde hay piezas que son claramente una suite al uso (con sus danzas allemande, courantes, zarabanda, gavota, giga) y donde se añaden muchas piezas de diferente estilo, con títulos muy evocativos (Les sentimens) o piezas que claramente son el retrato musical de gente de la corte, como La Bourbonnoise (posiblemente en referencia a Madeimoselle de Bourbon, hija de Luis de Borbón y alumno de Couperin), o incluso retratos mitológicos (Les Silvains - Los faunos). Una primera recopilación de más de 25 años como compositor. El Orden 3 es más breve, pero no menos profundo. Por ejemplo, la primera pieza tiene el sugerente título de La Tenebrosa. Déjeme llamar la atención sobre la zarabanda del Primer Orden, La Majestuosa, en clarísima referencia a Luis XIV. Una zarabanda lentísima con armonías realmente llamativas.

Esto es trabajo de toda una vida, que se va a condensar en menos de un decenio, ¿para cuándo cree que tendremos las obras completas de Couperin por Yago Mahúgo?

Como bien dice, es un trabajo casi ímprobo. Esperamos poder publicar al menos un disco por año, a ser posible dos para acabar en menos de diez años.

Y supongo que no será un lanzamiento al uso, ya que se dispondrá de material digital a la par que los formatos físicos… ¿O cómo tienen pensado desarrollar los lanzamientos?

Hay dos discográficas implicadas en el proyecto: CMY Baroque y Cantus Records. La primera es la que va a realizar los lanzamientos digitales a las plataformas y se va a hacer por órdenes, que es la nombre que usa Couperin para sus suites. A finales de diciembre saldrá el primer orden  (creo que el día de Navidad), y el día 1 de enero de 2024 se publicará el tercer orden. La publicación física de estos dos órdenes se hará también el 1 de enero conjuntamente por CMY Baroque y Cantus Records con la grabación licenciada. El segundo disco físico incluirá sólo el segundo orden, ya que éste es muy extenso, y el tercero servirá para terminar de concluir todo el primer libro (Órdenes ns. 4 y 5), que se hará también en dos lanzamientos digitales antes de tener el álbum físico. Hay que añadir que se van a incluir como bonus track antes de cada orden, un preludio non mesurée de su tío Louis Couperin, en la tonalidad del orden al que precede.

¿Qué le queda a Yago Mahúgo por hacer en la música francesa?

Para empezar otros 10 discos con la obra de François (ríe). Y por supuesto faltaría el otro gran compositor francés para clave, Jean-Philippe Rameau, del que ya grabé sus Piecès de clavecín en concerts y tendría que completarlo con sus obras para clave solo. También me gusta mucho y quiero grabar la obra de Balbastre, compositor de finales del XVIII, pero eso son proyectos mucho menos extensos que en el que estoy imbuido actualmente.

Con tanto tiempo en el estudio, ¿le queda tiempo a Yago Mahúgo para recitales?

Para eso siempre hay huecos. El principal deleite de un intérprete es poder mostrar su obra al público. Actualmente estoy cerrando un par de giras por Alemania y por EE.UU, donde toco con bastante frecuencia.

Y en España, no me diga que en su caso también es aplicable lo de que nadie es profeta en su tierra…

Para nada, me considero muy afortunado. Los programadores siempre me tratan muy bien. Por ejemplo, para esta temporada, aquí en España, tengo, entre otros, un concierto organizado por el CNDM y otro para el próximo Festival de Granada.

Volviendo al disco, nos comentaba que está dedicado a la memoria del crítico y periodista Eduardo Torrico, que nos dejó recientemente. ¿Qué le ha llevado a dedicarle esta obra?

Eduardo Torrico, un enamorado de la música francesa, gran persona y periodista, que tuve la suerte de conocer y disfrutar. Él fue el primero que reseñó mi primer disco de clave, con la obra completa de Pancrace Royer, dedicándome bonitos elogios cuando yo era un absoluto desconocido en el panorama musical español. Fue una persona que siempre se preocupó por los músicos españoles y creo que es una bonita manera de rendirle homenaje, especialmente en un disco con la obra del compositor francés más importante y que él tanto valoraba. Estoy convencido que le hubiera encantado saber, además, que me embarcaba en un proyecto tan importante. In memoriam.

por Gonzalo Pérez Chamorro

 

https://yagomahugo.com
 

Foto: Con un primer volumen a punto de publicarse, Yago Mahúgo comienza la grabación de la integral de la música para clave de François Couperin.
Crédito: © Elena Mahugo

106
Anterior Entrevista #Ritmo978 / Rubén Darío Reina
Siguiente Entrevista #Ritmo978 / Francesca Romana Di Nicola