Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Birgit Nilsson Prize 2022

El Premio Nobel de la música

Noviembre 2022

El pasado martes 18 de octubre, la superestrella del violonchelo Yo-Yo Ma recibía de manos del rey Carl Gustaf XVI de Suecia el Premio Birgit Nilsson 2022, conocido popularmente como “El Nobel de la música clásica”. Creado por la legendaria soprano sueca Birgit Nilsson, pocos meses antes de su fallecimiento en 2005, fue ella misma quien acordó en su testamento que el galardón en su memoria fuera otorgado cada tres años en la capital de su país a “un cantante, músico o institución en activo que haya realizado una importante contribución a la música clásica”.

Ceremonia de entrega

En su quinta edición, el polifacético y famoso violonchelista franco-estadounidense Yo-Yo Ma (París, 1955), se convirtió en el primer instrumentista en recibir la prestigiosa estatuilla dorada y su generosa asignación económica (1 millón de dólares). Como manda la tradición, presidida por los reyes de Suecia y tras la interpretación del himno real nacional, se inició la solemne ceremonia de entrega en la sala principal del Konserthuset de Estocolmo, la misma sala de ceremonias de los Nobel, sede de la Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo (Kungliga Filharmonikerna), y donde Birgit Nilsson hizo su debut en 1945, antes de debutar en la Ópera de Estocolmo.

No faltaron los discursos laudatorios en honor al premiado, como el de la presidenta de la Fundación y presidenta de la Academia de Música Sueca, la ex soprano barroca Susanne Rydén, que actuó como maestra de ceremonias del acto, y afirmó que “ser testigos de la alegría que ha generado la presencia de Yo-Yo Ma esta semana en Estocolmo nos enorgullece de haberle dado el premio 2022”.  

En su discurso de aceptación, Yo-Yo Ma, que lamentó no haber tenido la oportunidad de conocer a Birgit Nilsson en persona, agradeció el premio con visible entusiasmo:

“Cuando mañana me vaya de Suecia, llevaré conmigo el recuerdo de esta noche para siempre… Pero también me iré con una promesa, el compromiso de poner en práctica los valores que Birgit Nilsson apreciaba tanto: alegría, humor, cercanía a la tierra y la naturaleza, y una vida en equilibrio con los demás y con nuestro planeta”

Birgit Nilsson nos dio la bienvenida a la velada musical en un vídeo de su actuación en la Ópera de Estocolmo cantando “Dich, teure Halle” de Tannhäuser de Wagner y, acto seguido, la Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo, el Coro de la Radio Sueca y el Coro de la Ópera Sueca interpretaron la Entrada de los invitados de la misma ópera, bajo la dirección de Patrik Ringborg. La música sueca también estuvo presente con la famosa y festiva rapsodia sinfónica Midsommarvaka del compositor Hugo Alfvén y un fragmento del Concierto para violonchelo de Hillborg, en una gran interpretación de la joven violonchelista Amalie Stalheim. Tras la actuación del Coro de la Radio Sueca cantando Der Abend de Richard Strauss a cappella, la velada se cerró con la excelente actuación de las dos becarias de la Fundación Birgit Nilsson, la soprano Johanna Wallroth (Sophie) y la extraordinaria mezzo Emma Sventelius como Octavian en el trío y la escena final de Der Rosenkavalier de Richard Strauss, donde también cantaron la soprano Maria Bengtsson (Marschallin) y el barítono Lars Johansson (Barón Ochs).

“Música, gente, planeta”

La noche terminó con una cena de gala en el salón Grünewald presidida por los reyes y amenizada por un grupo de estudiantes de violonchelo. No hay actuación del premiado el día de la ceremonia de entrega, pero Yo-Yo Ma ofreció su concierto, dos días antes, para la entusiasta audiencia que abarrotó la sala del Konserthuset y le aplaudió puesto en pie. Efusivos aplausos también para la enérgica y algo estridente interpretación de los músicos de la Real Orquesta Filarmónica de Estocolmo de la Sinfonía fantástica de Berlioz, bajo la batuta de Alan Gilbert, en la primera parte del programa del concierto. Pero, sin duda, el aplauso más clamoroso fue para Yo-Yo Ma y su personal interpretación del Concierto para violonchelo en si menor de Dvorak. Ante la insistencia del público, un sonriente y visiblemente feliz Yo-Yo Ma tomó prestado el violonchelo del violonchelista principal de la orquesta e interpretó como bis el Preludio de la Suite para violonchelo n. 1 de J.S. Bach. En la rueda de prensa previa a la ceremonia, Yo-Yo Ma anunció que utilizará el dinero del premio para explorar las conexiones entre la cultura y la naturaleza en un ambicioso proyecto, bajo el lema “Música, gente, planeta”.   

por Lorena Jiménez

https://birgitnilsson.com/

 

Foto: Yo-Yo Ma recibe de manos del rey Carl Gustaf XVI de Suecia el Premio Birgit Nilsson 2022, conocido popularmente como “El Nobel de la música clásica”.
Crédito: © Markus Gårder

90
Anterior Sofía Esparza & Rinaldo Zhok
Siguiente Perry So