Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Andrés Alberto Gómez

Perfil de un clavecinista inquieto

abril 2013

Andrés Alberto Gómez es un clavecinista que este año ha conseguido sacar adelante un proyecto pionero en nuestro país, centrado en la música barroca: “De Occulta Philosophia”, una película-documental dirigida por Daniel V. Villamediana y protagonizada por La Reverencia, conjunto que él mismo dirige. A esto hay que sumar su labor al frente del sello Vanitas (www.vanitasmusica.com), con el que está impulsando interesantísimas propuestas relacionadas con la música antigua.

¿Cómo surge la idea de hacer una película sobre la música barroca?

El proyecto fue surgiendo tras las largas conversaciones que mantuvimos el realizador y guionista Daniel V. Villamediana y yo. En un principio le propuse hacer algo con La Reverencia, uniendo la música barroca con el cine, algo sencillo y sin complicaciones, pero con el tiempo vimos que había potencial suficiente como para arriesgarnos a hacer algo más grande. Fue así como se nos ocurrió la idea de hacer una película-documental. “De Occulta Philosophia” se estructura en varios niveles: por un lado está la interpretación filmada de la música de autores como Buxtehude, Bach, Tunder, Couperin o Monteverdi; y, por otro, se muestran los ensayos y las charlas entre los músicos, con especialistas en retórica de la talla del musicólogo Rubén López Cano o, incluso, con el Luthier Titus Crijnen a quien durante la película también se le ve construyendo el clave que usó. Fue rodada entre Sabiñán (Zaragoza), Liétor (Albacete) y Barcelona.

¿Qué perspectivas hay?

Muy positivas. Recientemente, a las pocas semanas de terminar el montaje, fue seleccionada en el Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (BAFICI). Es una gran noticia porque supone su estreno en Iberoamérica. Hay que destacar que este es un proyecto innovador en España, sobre todo, por la concepción visual y el resultado sonoro. También esperamos que sea seleccionada en alguno de los grandes festivales de Europa, pero para esto y para poder verla en España todavía hay que esperar un poco. He de decir que “De Occulta Philosophia” pudo concluirse gracias al crowdfunding y las aportaciones que un buen número de gente hizo para apoyar este proyecto. Toda la información la vamos colgando en la web: www.lareverencia.com/deoccultaphilosophia

¿Cual ha sido el balance de estos dos primeros años al frente del sello Vanitas?

Muy satisfactorio. Decidí crear este sello porque me fascina la edición discográfica y todo lo que eso conlleva. En Vanitas ya tenemos editados tres trabajos, uno dedicado a Bartolomé de Selma y Salaverde con La Reverencia; las Variaciones Goldberg, de J. S. Bach, que interpreto yo mismo y, recientemente, hemos presentado Ingenium, un proyecto que gira entorno a la música violinística en “stylus phantasticus”,  interpretado por el conjunto Divina Mysteria. Todos han sido recibidos excepcionalmente por la crítica y tenemos en proceso de edición otra grabación para final de año, dedicada a la viola bastarda, y más proyectos para 2014. Teniendo en cuenta el momento de crisis actual, esto es todo un triunfo para nosotros.

Como clavecinista, ¿qué proyectos tiene a corto plazo?

De momento estamos con la promoción de la película. En agosto presentaré con La Reverencia las piezas para clavecín en concierto, de J-Ph. Rameau, en dos programas dentro del Festival Internacional de Música de Santander. En noviembre, ofreceré un recital a solo en la Fundación Juan March de Madrid; al tiempo que tengo previstos conciertos durante todo el año junto a diversos conjuntos, mis clases en el Conservatorio de Música de Murcia, etc.

Cine, discos, conciertos, muchos frentes abiertos…

Sí, siempre he sido muy inquieto y exprimo todo mi tiempo al máximo para poder realizar todo lo que tengo en mente; me es imposible estar sin hacer nada. Lo bueno es que poco a poco y, gracias al esfuerzo de todos, nuestras actividades van saliendo bien y te sientes muy recompensado. Lo malo es que has de pagar un precio alto por ello: descansar poco y trabajar mucho. En relación a mi grupo, La Reverencia, si para mí ya es una suerte poder dedicarme a interpretar esta música, mayor es el placer que siento al hacerlo rodeado de la gente que más quiero y aprecio; personas que me han acompañado durante todos estos años y que me han demostrado su estima y su apoyo incondicional, entre ellos mi mujer y mis queridos amigos. Mi eterna gratitud a todos ellos.

Por: Elena Trujillo Hervás

Foto: Andrés Alberto Gómez.

1621
Anterior Flamenco Barroco
Siguiente Lorenzo Palomo

Selector de temas