Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Andrei Korobeinikov

Pianista excepcional

abril 2016

Su triunfante debut con la Orquesta de París y Yutaka Sado en la nueva Philharmonie, la exitosa gira por el Reino Unido con la Filarmónica de Dresde y su tour por Europa con el violinista Vadim Repin han convertido al extraordinario pianista en protagonista de la actualidad musical. Conversamos con Andrei Korobeinikov (Moscú, 1986), unos días antes de su actuación en España este mes de mayo. 

Alexander Scriabin ocupa un lugar especial entre sus compositores favoritos, es uno de los grandes expertos del pianista y compositor moscovita, y eligió Scriabin para su primera grabación en CD, que recibió un Choc du Monde de la Musique y el Diapason d’Or. ¿Por qué Scriabin? 

Scriabin es realmente uno de los genios más increíbles y mágicos de la música clásica. Y, además, se trata de un pianista muy interesante, que creó su propio estilo al piano y, extrañamente, me resulta muy cómodo. Al mismo tiempo, le adoro y, en efecto, yo creo en su particular misticismo, que se encuentra en cierto modo entre Nietzsche y el simbolismo ruso. Una vez escribió en su diario: “¡Yo soy Dios!”, en el sentido de que creó su mundo ¡Y realmente sí lo hizo en términos de sonido! En su Prometheus para piano y orquesta, el pianista es el símbolo del Hombre y toca la frase “¡Yo soy!,  así que tocar la música de Scriabin es mi “¡Yo soy!” en la música.

En Madrid, interpretará la famosa Rapsodia sobre un tema de Paganini de otro de sus compositores de cabecera junto a la Filarmónica de San Petersburgo. ¿Cuál es el mayor reto para un pianista a la hora de enfrentarse a Rachmaninov? ¿Qué tienen en común las obras de Schubert, Liszt y Beethoven, que ha unido en un mismo programa para su recital de Valencia?

Creo que sus bonitas melodías inacabadas, su mágico romanticismo y su apasionada energía, convierten a Rachmaninov en el compositor favorito de casi cualquier pianista porque, además, escribió de forma magistral y descubrió nuevas posibilidades a nuestro instrumento. Tocar sus últimas obras es algo asombroso, porque parecen obras del siglo XX, con su potencia, ritmos, energía, oscuro misticismo…, especialmente en la Rapsodia de Paganini, donde uno necesita tener una complicidad especial con el  director y la orquesta. Esta obra es triplemente demoníaca: Rachmaninov mismo, Paganini y el motivo del Dies Irae… En cuanto al recital de Valencia, el nexo de unión podría ser la Divina Comedia de Dante Alighieri. Para mí, los dos movimientos de la última Sonata de Beethoven son como el Purgatorio en un sentido amplio y el Paraíso (Arietta). La Sonata Dante de Liszt está dedicada claramente a la historia de Paolo y Francesca…, así que sería el Infierno. La música de Schubert es divina, pero estos Impromptus son especialmente la oración. Además, escogí este programa porque me encanta la sala “José Iturbi” de Valencia, y creo que es ideal para un recital de piano.

¿La enseñanza en los conservatorios rusos se centra en desarrollar más las capacidades expresivas del intérprete que las técnicas?

Cuando me preguntan por la escuela rusa siempre dudo qué responder porque, de hecho, tenemos muchas y muy diferentes escuelas, que incluso son antagónicas. Me imagino que tratan de unir a los diferentes Richter, Gilels, Pletnev, Horowitz, Sokolov, Rachmaninov... en una sola entidad. Hay dos cosas especiales en la educación musical rusa: las asociaciones artísticas a la hora de construir la imagen, es decir, a partir de pinturas, literatura, cine... Y, además, una amplia educación teórica e histórica. Me gradué en el RCM de Londres también, por lo que puedo comparar. En Moscú, por ejemplo, a los pianistas, los profesores nos hacían conocer óperas, sinfonías, polifonía, etc. Posiblemente tenga razón, efectivamente, la expresividad siempre ha estado presente en el arte ruso, pero la mayoría de los pianistas rusos, además, han adquirido una gran técnica debido a la rigurosa educación escolar desde niños.

¿Qué proyectos más inmediatos esperan a Andrei Korobeinikov?

Me esperan varios recitales en Alemania, en concreto en las ciudades de Berlín (Konzerthaus) y Leipzig, así como en los estupendos Festivales de Verano en Francia. En octubre, haré mi debut en Viena en la mítica Musikverein con la Sinfónica de Viena y Vladimir Fedoseyev, y pronto tendré también debuts orquestales en Eslovenia, Chile y Noruega, así que me esperan muchos conciertos, muchos países… Y si hablamos de nuevos experimentos, estoy preparando un proyecto único con mi amigo Stanislav Makovsky, que es un compositor vanguardista y también improvisador. Vamos a presentar unas fantasías para piano escritas como si fueran improvisaciones combinadas con electrónica en vivo, improvisada también. ¡Es fantástico sentir tu vida como si fuera una improvisación!

Lorena Jiménez

Foto: Andrei Korobeinikov actuará en España este mes de mayo.
Acred: © Irene Zandel 

http://www.korobeinikov.com/

1562
Anterior Macarena Martínez
Siguiente Carmine Miranda