Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Ander Tellería

El acordeón de hoy

Mayo 2019

Acordeonista y uno de nuestros jóvenes intérpretes más destacados, Ander Tellería se mueve entre el Renacimiento y la música contemporánea y nos habla de uno de sus proyectos más queridos: el acordeón mesotónico.

ABC y El Mundo eligieron a Ander Tellería entre los jóvenes talentos más destacados de la música clásica en nuestro país, junto a Pablo Ferrández o Ana María Valderrama. ¿Es un doble logro al tratarse de un acordeonista?

Más que un doble logro, tengo la sensación que es un logro que se ha conseguido gracias al trabajo también de otros acordeonistas de generaciones anteriores. Me alegra mucho que se valore a los intérpretes, independientemente que el instrumento tenga una mayor o menor tradición en la música clásica. Que un compositor de la talla de Sánchez-Verdú me escogiera en ABC como uno de los tres intérpretes jóvenes españoles de mayor proyección, es algo que me anima a seguir esforzándome cada día.

En su carrera vemos una doble faceta: su interés por la música antigua, especialmente del Renacimiento ibérico, y su compromiso con la música contemporánea…

Son dos facetas que siempre me han atraído y que me hace sentirme muy cómodo. Es lo que más suelo escuchar, por lo tanto tiene sentido que sea lo que más toque. La colaboración con los compositores me ha permitido aprender mucho; supone una satisfacción muy grande estrenar sus obras, porque es algo que quedará para los futuros acordeonistas. He tenido la suerte de conocer a Gubaidulina, Globokar, Hosokawa, Sánchez-Verdú, Torres, Charles, etc., y tocar su música.

Otra de sus pasiones es el acordeón mesotónico… Creó su propio prototipo y ha conseguido que se escriban obras para él. ¿De dónde surgió este interés?

Quería tocar música antigua al acordeón pero no conseguía un sonido que me convenciese. Me puse a investigar y vi que podría cambiar la afinación de mi acordeón y poner la misma que se usaba en el Renacimiento. El instrumento se ha transformado por completo y en las colaboraciones con compositores combinamos dos afinaciones distintas al mismo tiempo, haciendo que las posibilidades del instrumento se multipliquen. La primera obra escrita para un acordeón en dos afinaciones fue Sin Horizonte, de Juan José Eslava, que estrené en la Fundación Juan March; el 9 de mayo estrenaremos una ópera suya sobre Oteiza en la que también incluye el acordeón mesotónico.

Ha publicado dos CD. ¿Hay algún nuevo proyecto discográfico en el horizonte?

Grabé mi primer CD Ancient Doors con Orpheus y tuvo una acogida muy buena. Luego vino Hauspoz con IBS, un proyecto muy bonito compuesto por obras contemporáneas de música de cámara. En estos momentos estoy trabajando en un nuevo disco que saldrá a finales de año y que grabaré en el Centro de Arte y Tecnologías (Etopía) de Zaragoza. Va a ser un disco grabado enteramente con el acordeón mesotónico que tengo en la actualidad (no el prototipo, sino otro con más posibilidades y para el que colaboraron la Fundación Kutxa y Donostia Musika) y tendrá obras de Victoria, Cabezón, Valente, Sanz, Cabanilles y las obras originales escritas por Eslava, Schachtner y Torres, con varias colaboraciones de otros intérpretes.

Compagina su trabajo con orquestas, con música de cámara y recitales en solitario. ¿Qué le aporta cada modalidad y en cuál se siente más cómodo?

Como solista con orquesta, la sensación es la de formar parte de una maquinaria enorme, un sonido pleno en el que debes meter el acordeón y luchar con él, es como estar en una manifestación con cientos de personas pero lo que se reivindica son las emociones. Así ha sido con la ORTVE, OCNE, BOS, etc., con directores como Nacho de Paz o Rafael Payaré. Con música de cámara se trata de conectar a nivel musical con otros intérpretes para poder transmitir al público. Toco mucho en el dúo de acordeones Dúo Degas junto a la acordeonista Mateja Zenzerovic. Interpretamos transcripciones que van desde los Cuadros de una exposición de Mussorgsky a transcripciones autorizadas de Glass. Estaremos próximamente en el Auditorio de Zaragoza y el festival de Altafuya. Tocar en solitario supone conocerte muy bien para poder transmitir al público tus emociones con espontaneidad y naturalidad. Cuando doy un concierto a solo la intimidad es importante porque me gusta tener la sensación de que he conectado en privado con el público.

¿Cuáles son los siguientes retos de Ander Tellería?

Tengo conciertos tanto en España como fuera: en la Fundación Oteiza, Auditorio de Zaragoza, Casa del Suono de Parma, Teatro Victoria Eugenia, Musik-Forum de Munich, etc.Tocaré recitales, con Tetraphylla Ensemble, Ensemble 7.2, Dúo Degas, Dúo Hausoka, con la organista Ana García, Iberotango, etc. Además daré cursos en Murcia y Ezcaray.

por Blanca Gallego

www.andertelleria.com


Foto: “La colaboración con compositores me ha permitido aprender mucho; supone una satisfacción muy grande estrenar sus obras, porque quedará para los futuros acordeonistas“, afirma Ander Tellería.
Crédito: J.L. Bielsa

 

1112
Anterior Igor Urruchi
Siguiente Daniel Broncano

Selector de temas