Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Mayo 2020 - Núm. 940

THE FILIPO DALLA CASA COLLECTION

Obras de MARTELLI, FONTANELLI, VACCARI y ANÓNIMOS.
Pablo Zapico, archilaúd, Daniel Zapico, tiorba.
WINTER&WINTER 910258-2 (CD)



La crítica

Deliciosa grabación de Pablo y Daniel Zapico al archilaúd y a la tiorba, reivindicando la figura de Filipo Dalla Casa, músico aficionado del archilaúd, quien recogió en un manuscrito fechado en 1760 sus piezas favoritas para tañerlas él mismo. Gracias a esta fuente, la más tardía del archilaúd en decadencia en esa época, han sobrevivido unas preciosas composiciones ideales para pasar una placentera velada hogareña.

Con una toma de sonido excepcional, los dos hermanos nos deleitan con sonatas, arias, tríos o sinfonías de una belleza melódica y armónica que hacen de este CD una pequeña joya. Podemos destacar la Sinfonía è solo di arciliuto, anónima, de estilo vivaldiano (primera grabación mundial) en donde los dos intérpretes logran una conjunción perfecta de tempo, expresión y articulación, como si de un solo instrumento de tecla se tratase, así el archilaúd sería la mano izquierda y la tiorba, la izquierda. 

El Concerto à mandolino, è basso del arcileuto, atribuido a Giuseppe Vaccari, resulta espectacular, dado el tratamiento que hace Daniel Zapico en la elaboración del bajo continuo, a la vez que Pablo Zapico consigue un fantástico fraseo en sus melodías y arpegiados. Hay que alabar durante todo el registro, además de la absoluta complicidad entre ambos hermanos, la profundidad de los poderosos graves de Daniel Zapico en la tiorba, así como el bellísimo sonido que Pablo Zapico consigue en el registro medio del archilaúd. Háganse con un ejemplar.

Simón Andueza

476
Anterior SHOSTAKOVICH: Concierto para violín n. 1. TCHAIKOVSKY: Sinf. n. 5.
Siguiente SUK: Asrael Symphonie Op. 27.

Selector de temas