Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo SEPTIEMBRE 2011 - Núm. 844

STRIGGIO: Misa Ecco sì Beato Giorno (a 40 partes).

I Fagiolini.
Dir.: Robert Hollinghorth.
Decca, 478 2734 (CD+DVD)



La crítica

 “LA MASSA”

Con este espectacular CD, el grupo inglés I Fagiolini da un salto cuantitativo en el desarrollo de sus proyectos artísticos. El conjunto que dirige Robert Hollinghorth siempre se ha caracterizado por sus apuestas en la relectura visual de los clásicos, baste visionar sus trabajos “The Full Monteverdi” o “Tallis in wonderland” para comprobar su compromiso de traducir la música vocal a un plano escénico cuanto menos llamativo.
 
Lo que aquí nos llega no es, sin embargo, ninguna “performance”. No es arte y ensayo, nadie baila ni sale disfrazado de nada. Es un viaje al rincón más ambicioso y megalómano del Renacimiento, el lugar donde se daban cita la experimentación contrapuntística con el afán de poner a prueba la vía directa que comunica el trabajo de un compositor con los límites físicos de la audición. En ese sentido, diría que esta música tiene mucho más que ver con Ligeti y sus masas sonoras que con el Renacimiento vocal al que estamos acostumbrados.
 
La Misa Ecce sí beato giorno de Alessandro Striggio (el padre –para situarnos- del libretista de L’Orfeo de Monteverdi) está escrita a 40 partes (melodías, voces, o como se quiera decir), siendo el último Agnus Dei a 60 (¡). La fecha de composición es 1566 y pudo haberse interpretado en Munich dirigida, nada menos, que por el propio Lassus, al frente de la nutrida capilla que inmortalizó el cuadro tantas veces reproducido en libros y portadas. Hasta hace pocos años, esta misa se daba por perdida pero el organista Davitt Moroney la descubrió en la Biblioteca de París. La primera interpretación pública en nuestros días tuvo lugar en los Proms de 2007 (con el propio Moroney al frente de unos muy ampliados The Tallis Scholars). Esta grabación de I Fagiolini supone así el paso de la obra al mundo fonográfico.
 
El planteamiento interpretativo ha querido seguir los cauces multitímbricos de la más opulenta capilla de su tiempo (como la de Lassus, tal vez), y hace uso de instrumentos de todo tipo para doblar o reemplazar voces: violines, violas, cornetos, sacabuches, bajones, flautas dulces, laúdes, lirone, arpa y órgano. El resultado es sobresaliente, pero, en honor a la verdad, hay que decir que la música de Striggio, siendo enormemente meritoria, no se aproxima a lo sublime. Por fortuna, el cd se completa con la catedral sonora por antonomasia de este tipo de repertorio, escrita precisamente en respuesta a la misa de Striggio: el Spem in alium de Thomas Tallis, ofrecida aquí con la novedosa aportación del colorido instrumental.
Complementa el CD un DVD con explicaciones sobre el evento. Pero queden advertidos: ni en el libreto ni en los videos aparece ni una sola palabra en castellano.
 

RM

1976
Anterior LULLY: Bellérophon.
Siguiente SARASATE: Música para violín y orquesta, vol.3.

Selector de temas