Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Mayo 2019 - Núm. 929

SHOSTAKOVICH: Cuartetos de cuerda ns. 5 y 7. Quinteto con piano Op. 57.

Elisabeth Leonskaja, piano. Cuarteto Artemis.
Erato 190295540739 (CD)



La crítica

“La compañía Melodia nos pide una grabación de tu último cuarteto -le preguntaba Tsiganov a Shostakovich sobre el recién acabado Séptimo-. “¿Qué quiere decir esto de último?”, exclamó el compositor- “Solo habrá un último cuarteto cuando los haya escrito todos”. De los veinticuatro que planeaba componer, uno por tonalidad, la colección se quedó en quince. Y es el n. 7 el ecuador del ciclo, preámbulo perfecto al inestable Octavo, el más violento de sus Cuartetos, ya que Shostakovich sabía lo que iba a venir en su música de cámara, una progresión hacia la desintegración sonora, hacia la inestabilidad emocional y expresiva. Este primer disco del Artemis dedicado a Shostakovich culmina precisamente en una desgarradora interpretación del Cuarteto n. 7, posiblemente la cima interpretativa de su discografía, grabación que confirma al cuarteto liderado por Vineta Sareika como uno de los grandes del momento. Esto se reafirma en su colaboración con Elisabeth Leonskaja, dama del piano y dueña de los secretos de este Quinteto Op. 57, que ya grabara de manera magistral con el Borodin. En esta grabación de estudio de 2018 los tempi son más flexibles, la implicación es menos “seria” y hay una calidad sonora apabullante, de una tremenda densidad sonora. El Intermezzo, un lento avivado por la continua tensión, en el piano de Leonskaja se abre como una herida que el tiempo no ha cerrado para Liza, como la conocen sus íntimos.

Gonzalo Pérez Chamorro

73
Anterior VERDI: Messa da Requiem.
Siguiente CAMERON CARPENTER.