Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Noviembre 2018 - Núm. 923

SAINT-SAËNS: Conciertos para piano y orquesta ns. 2 y 5. Selec. Est. piano Opp. 111 y 52.

Bertrand Chamayou, piano. Orquesta Nacional de Francia / Emmanuel Krivine.
Erato 0190295634281 (CD)



La crítica

Entre los jóvenes instrumentistas franceses, que durante los últimos años ha estado dando a conocer el sello Erato (Warner Classics), probablemente el pianista Bertrand Chamayou sea de los más interesantes. También es verdad que, en este último registro, ha logrado una afinidad al repertorio y un acompañamiento (el de la Orquesta Nacional de Francia) que sobresalen entre las últimas ediciones de este tipo, del sello francés. Chamayou borda la obra de Saint-Saëns. Porque logra un equilibrio casi perfecto entre las aspiraciones post-románticas del compositor (en el piano solo, una permanente obsesión por Chopin y Liszt) y el personal orientalismo con el que teñía buena parte de sus obras (en el Quinto Concierto para piano, al límite…). En manos de Chamayou el Concierto para piano n. 2 gana en ligereza, pasión y virtuosismo controlado, como en pocas versiones he escuchado (el Allegro deja de estar “gastado” y pasa a ser refrescante e inspirador).

Y en los Estudios seleccionados, Chamayou logra aportar una envoltura de seriedad que eleva la calidad, de los mismos, más allá de la habitual impresión de tardo romanticismo demodé. Ambos Conciertos son una más que agradable sorpresa, con una dirección de orquesta igualmente impecable. Recomendación máxima, en esta tendencia imparable por redescubrir al mejor Camille Saint-Saëns. 

Juan Berberana

169
Anterior BERNSTEIN: Sinfonía n. 2 “The Age of Anxiety”.
Siguiente LEHÁR: Das Land des Lächelns.