Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo MAYO 2018 - Núm. 918

PROKOFIEV

Los 2 Conciertos para violín. Romeo y Julieta: Danza de los caballeros. Cinderella: Gran Vals. El amor de las tres naranjas: Marcha (arreglos de Tamás Batisahvili). Lisa Batiashvili. Orquesta de Cámara de Europa / Yannick Nézet-Séguin.
DG 4798529 (DVD)



La crítica

EL MEJOR PROKOFIEV

No solo la sensacional violinista georgiana (Tiflis, 1979) Lisa Batiashvili (entrevistada en este mismo número, en las páginas 12 a 15, con motivo de su reciente presencia en el ciclo de Ibermúsica con la Gustav Mahler Jugendorchester), impone su estratosférica categoría, sino que, por suerte, su acompañante, Yannick Nézet-Séguin, ha dado esta vez también en la diana. Ella destaca en todo y por todo, pero lo que la hace única (sí, la más destacada de cuantos violinistas he escuchado en estos Conciertos para violín y orquesta) es su lirismo (¡tan presente en estas obras, y no solo en los movimientos lentos!), absolutamente envolvente, irresistible, y un sonido que en la zona aguda no tiene parangón por su extraordinaria belleza.

Las posibles reservas frente a la batuta pueden deberse a que Nézet-Séguin ofrece un Prokofiev especialmente lúdico e incisivo (sin llegar a la dureza), que es una opción más, creo que muy oportuna (aunque, por supuesto, no la única posible). El Primer Concierto sobre todo tal vez nunca ha sido analizado con tal pulcritud y claridad instrumental, hasta el punto de que se oyen varias texturas nuevas. Maravillosa la Orquesta de Cámara de Europa, y sensacional la grabación, incluso para los estándares actuales. Las tres piezas de relleno tienen menos interés: aunque están divinamente tocadas, creo que las orquestaciones (de Tamás Batiashvili, padre de la solista) no mejoran en nada las versiones originales, para orquesta sola.

Echando un vistazo a las grabaciones existentes, entre las cuales hay más de media docena extraordinarias, se concluye que estos están entre los conciertos para violín con mayor suerte discográfica: por orden cronológico, Isaac Stern con Dmitri Mitropulos y Leonard Bernstein, Kyung-Wha Chung con André Previn, Itzhak Perlman con Gennadi Rozhdestvensky, Shlomo Mintz con Claudio Abbado, Maxim Vengerov con Mstislav Rostropovich (acaso la otra opción irrenunciable) y Gil Shaham con André Previn para los dos. Para el Primero de los Conciertos, también Anne-Sophie Mutter con Rostropovich y, para el Segundo, así mismo Nathan Milstein con Frühbeck de Burgos, Henryk Szeryng con Rozhdestvensky, Viktoria Mullova con Previn, Perlman con Daniel Barenboim y Janine Jansen con Vladimir Jurowski.

Ángel Carrascosa Almazán 

259
Anterior PONCE: Obras para piano (vol. 2).
Siguiente BACH: Sonatas y Partitas