Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo JUNIO 2018 - Núm. 919

PALOMO: Arabescos, Caribiana, Humoresca.

Alexandre Da Costa, violín. Joaquín Clemente, contrabajo. Orquesta Sinfónica de Castilla y León / Jesús López Cobos.
Naxos 8.573693 (CD)



La crítica

Hace unos meses, al referirme a la música de Palomo, dije que “la creación actual deriva entre los que se pierden en los sonidos sin decir nada, los que dicen cosas sin saber escribirlas y los que saben hacer ambas cosas con suficiencia, como Palomo”. Y así es y lo mantengo tras la escucha de este disco, muy en el perfil del compositor, que no quiere inventar una nueva música sino mantener y potenciar una cualidad como es la melodía, el pilar de su obra, al que se añade una orquestación florida y suntuosa. En el caso de Arabescos, que parece salir de una domesticada Salome de Strauss, con el violín solista de un preciosista Alexandre Da Costa (¿quizá excesivo?), estrenada en 2016 por la ROSS, regresa la Andalucía que tanta presencia tiene en la producción del manchego-andaluz. Caribiana (2014) es un precioso ballet gozosamente orquestado que nos remite a Jamaica y a tantas músicas inspiradas en el Caribe, ya que el destino es el prestigioso American Ballet del coreógrafo jamaicano Garth Fagan. Y finalmente la Humoresca (2015), para contrabajo y orquesta, extraña dedicación solista que se fraguó por un encargo de la Sinfónica de Castilla y León para su primer contrabajista, Miroslav Kasperek, aquejado de una enfermedad. “Las grandes dotes de López Cobos como director de orquesta era su facilidad en concertar a la orquesta y a los solistas…”, afirmaba recientemente Lorenzo Palomo, que en esta, la última grabación de López Cobos, muestra esta cualidad del director, una de las muchas que ya no podremos disfrutar en vivo. Pero sí en disco. 

Gonzalo Pérez Chamorro

199
Anterior Música de los siglos XVII y XVIII: SANZ, MARTÍN Y COLL, AGUILERA DE HEREDIA, CATALDI…
Siguiente SCHIFRIN: Obras para piano.