Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Octubre 2018 - Núm. 922

LIFE

Obras de BACH-BUSONI, BACH-BRAHMS, SCHUMANN
RZEWSKI, LISZT, LISZT-BUSONI, BUSONI y BILL EVANS.

Igor Levit, piano.
Sony Classical 88985424452 (2 CD)



La crítica

Las grabaciones de Igor Levit se cuentan por exquisiteces. Partitas de Bach, las últimas Sonatas de Beethoven o las Variaciones Diabelli, Variaciones Goldberg y una caprichosa pero necesaria recuperación, The People United Will Never Be Defeated!, ambicioso ciclo variacional de Rzewski. Como se ve, todo músicas complejas, solventadas con maestría y dominio. Con Life, traza un recorrido que homenajea a un querido amigo reciente y trágicamente fallecido, en un viaje a través de lo material y espiritual, la vida y la muerte, la noche y el día. Poéticas aparte, a nosotros lo que nos interesa es la música que estos dos discos nos ofrecen, con una presentación cercana al jazz.

Levit suele dotar a sus interpretaciones de gran entidad sonora, como ocurre con los Busoni presentes, en algunos casos, como el de la Fantasía sobre Bach, una interpretación sublime. Ocurre igual con el arreglo que hizo Brahms de la Chacona de Bach, interpretada con una elevación espiritual y progresión emocional portentosa. Las Variaciones fantasma de Schumann marcan otro hito, pianísticamente hablando son incontestables, pero emocionalmente aún llegan más allá. Las transcripciones de Wagner de Liszt quizá no sean, a pesar de sus múltiples maravillas, las que más me pueden gustar, pero todo se compensa con el resto del disco, incluyendo la colosal transcripción de Busoni de Ad nos, ad salutarem undam de Liszt, la joyita de Bill Evans o su amado Rzewski. Un disco de esos que enganchan por su belleza y profundidad a partes iguales.

Gonzalo Pérez Chamorro

187
Anterior DONIZETTI: L’elisir d’amore.
Siguiente CAMINOS HACIA LA NUEVA MÚSICA.