Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Julio-Agosto 2022 - Núm. 963

JANÁCEK: Jenufa.

Nylund, Herlitzius, Skelton, Elgr, Schwarz. Staatsopernchor. Staatskapelle Berlin / Simon Rattle. Escena: Damiano Michieletto.
CMajor 760408 (DVD) Subtítulos en español



La crítica

LA HIJA ADOPTIVA

Esta producción de Jenufa fue grabada en directo durante el mes de febrero de 2021 en la Unter den Linden. Hace año y medio vivíamos aún tiempos duros de pandemia, como se deja apreciar en el patio de butacas y el resto de la zona del público del teatro. En esta ocasión ese espacio se reserva para situar a los miembros del coro, lo que produce un singular efecto visual cuando es enfocado por las cámaras. Hay muchos elementos que nos llevan a considerar esta nueva versión como imprescindible dentro de la discografía de la obra, que tampoco nada en la abundancia, por otra parte. Desde el punto de vista del elenco de actores, su primer gran valor lo presenta la pareja de protagonistas femeninas, Camilla Nylund y Evelyn Herlitzius, quienes llevan al límite sus propias facultades vocales y escénicas, tal como exige el libreto, en esa confrontación entre madre e hija de los personajes que encarnan. Kostelnicka, la sacristana de la villa, sin duda la personalidad dominante, que tendrá que sucumbir ante el devenir de los acontecimientos y ante la fatalidad de su hija adoptiva; Jenufa, a quien sólo le mueve el amor, primero hacia Steva y después hacia su hijo. Herlitzius, sobre todo, se encuentra totalmente metida en la piel de la sacristana, alzándose en el olimpo de quienes han dado vida a este personaje, que se encuentra habitado por nombres como los de Anja Silja y Eva Randová.

Después hay que resaltar a un Stuart Skelton en el papel de Laca, muy apropiado desde el punto de vista vocal, aunque no tanto en el escénico, si bien no nos hace olvidar al gran Philip Langridge en su genial recreación del personaje en Glyndebourne en 1989. Hanna Schwarz vuelve a dictar una nueva lección recreando de papel de Abuela Buryjovka, y Ladislav Elgr afronta el personaje de Steva con valentía y muy centrado. El resto del elenco completa un cuadro de cantantes-actores sin fisuras, salvo, quizás, la un tanto sobreactuada alcaldesa de Natalia Skrycka.

La escena de Michieletto es sobria y discreta, pero muy eficaz. Con no muchos medios se encuentran presentes todos los elementos que intervienen en la simbología de la obra. Los de la naturaleza, como el hielo, el agua, la primavera, lo vegetal… Elementos sociales, como los religiosos o las diferentes clases que concurren en la acción. También se sirve de los diferentes tonos de luz y los colores para recrear esa confrontación escénica que exige esta música de un auténtico realismo a flor de piel. Si hay algo indiscutible en esta versión, es, sin duda, la dirección de Rattle. Como suele ocurrir, cuando se enfrenta a la música del siglo XX y actual, casi nunca falla. La de esta ópera lo es, a pesar de haber sido estrenada en 1904; recordemos que Karel Kovarovic tuvo que suavizar la orquestación propuesta por Janácek para poder seguir siendo representada; no fue hasta los años setenta del pasado siglo que se restituyó la orquestación original del autor. No debe engañarnos la fecha de su estreno para considerar lo avanzado de su lenguaje. Y así es como lo entiende Rattle, junto a Mackerras quien mejor ha dirigido la obra, desvelando toda la modernidad y el realismo que contiene esta música, absolutamente actual y radiante casi desde que fue creada. Siempre es bienvenida una nueva producción de una ópera de Janácek, pero si además es en estas condiciones, se hace imprescindible.

Rafael-Juan Poveda Jabonero  

98
Anterior LISZT: Lieder.
Siguiente HAYDN: Sonatas para piano ns. 16, 46, 38, 60, 31 y 33.