Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Febrero 2024 - Núm. 980

FOLKS SONGS

Obras de BARTOK, BERIO, RAVEL, MONTSALVATGE.
Magdalena Kožená, mezzo. Czech Philharmonic / Sir Simon Rattle.
Pentatone PTC5187075 (CD)



La crítica

Este es el cuarto disco de Kožená para Pentatone, y en casi todos ellos la idea del contenido es novedosa y brillante, lo cual es de agradecer. Este nos invita a un recorrido por canciones inspiradas en el folclore alrededor del mundo (entendiendo este mundo como Europa occidental), con cuatro autores muy dispares del siglo XX que son un buen muestrario de las diferentes maneras de utilizar lo popular en el discurso clásico o sinfónico. Ordenadas cronológicamente, las Cinco canciones griegas de Ravel son las primeras, de 1904-06, escritas con rapidez por un encargo de un amigo y orquestadas en parte por él y en parte por su alumno Rosenthal; Bartok con su poco habituales Cinco canciones populares húngaras escritas en 1929 pero orquestadas en 1933 son las siguientes; siguen las Cinco canciones negras de 1945 de nuestro Montsalvatge, con una pronunciación perfecta y una sensualidad enormes por parte de Kožená y de su marido en la dirección; y finalmente de 1964 las conocidas Folk Songs de Berio, homenaje a Cathy Berberian, diez canciones con un ropaje audaz y atrevido.

Aunque quizá se podría criticar la corta duración del disco, solo 53 minutos, tras su escucha se comprende que no es necesario sobrecargar la idea. Kožená dota a cada pequeño ciclo de su propio color y no hay detalle interpretativo que se le escape. Rattle, al mando de la siempre biensonante Filarmónica Checa, la cuida con mimo, con unas dinámicas bien seleccionadas y una transparencia orquestal inigualable.

Jerónimo Marín

39
Anterior F. COUPERIN: Integral de la obra para clave (Vol. 1: Libro I, Órdenes I y III)
Siguiente OBRECHT: Missa Maria zart