Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo ENERO 2018 - Núm. 914

DEBUSSY: Pelléas et Mélisande.

Kozená, Gerhaher, Finley, Selig, Fink, etc. London Symphony Orchestra & Chorus / Sir Simon Rattle.
LSO Live LSO0790 (3 SACD / BR) 



La crítica

A punto de estrenar titularidad total con la London Symphony, Rattle ya la domina como “su” orquesta, mientras sigue dirigiendo a la todopoderosa Filarmónica de Berlín, donde sigue teniendo su plato en la mesa, en una curiosa coalición anglo germana poco usual… Los registros de la LSO tienen la característica de estar grabados en vivo y con la mejor calidad de audio posible, como es este Pélleas, donde la indeterminación absoluta de su música necesita una batuta que sepa hacia dónde ir. Si en el cine, básicamente los fundamentos parten de un Murnau o un Griffith, en la ópera debussysta, este simbolismo textual y musical nos lleva bien dirección Bayreuth o Musée d'Orsay. La poca afinidad de Rattle con Wagner, por mucho que insista en escalar al Walhalla una y otra vez, lleva este Pélleas hacia el impresionismo, flotando fragancias de una delicadísima textura orquestal, gracias a la excelsa orquesta londinense, con primeros planos instrumentales colosales, muy destacados (Murnau), así como los interludios orquestales, verdaderos micromundos donde se encierra una tensión sinfónica muy potente (Griffith). Y con cantantes tan extraordinarios como estos (ojo al Pélleas de Gerhaher), la hazaña está servida, aunque es el incómodo simbolismo de Mélisande lo que a Kozená incomoda, ella es más mujer que el personaje de Maeterlinck, tan ambiguo.

Gonzalo Pérez Chamorro

474
Anterior SHOAH. Partita para violín solo y Templo sagrado de Jorge GRUNDMAN.
Siguiente MESSIAEN: Cuarteto para el fin de los tiempos.

Selector de temas