Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Julio-Agosto 2024 - Núm. 985

CORIGLIANO: Integral de la obra para piano

Philip Edward Fisher, piano. Albany Symphony / D. A. Miller.
Naxos 8.559930 (CD) 



La crítica

John Corigliano (Nueva York, 16 de febrero de 1938) no es un compositor muy prolífico en cuanto al piano se refiere. En este único compacto se recopilan las obras completas para piano solo hasta la fecha, dejando fuera algunas otras obras para dos pianos. Desde el Prelude for Paul de hace tres años hasta el Concierto para piano y orquesta de 1968, se cuentan más de 50 años en los que el estilo del compositor americano ha variado sustancialmente.

Este Concierto abre el disco con un lenguaje incisivo, muy vehemente, de mucha tensión en momentos puntuales, que se apoya no obstante en un lenguaje fundamentalmente tonal y una estructura bastante libre. La actuación de Philip Edward Fisher al piano es sensacional, navegando con maestría entre el lirismo de los pasajes más melódicos y la exuberancia virtuosa de las secciones donde la marejada se vuelve peligrosa.

Un Corigliano más sutil y reposado se halla en la Fantasia on an Ostinato (1985), obra para concurso de rasgos minimalistas y reminiscencias beethovenianas que huye del lucimiento, pero que no está exenta de dificultad interpretativa, especialmente en las dinámicas. Fisher demuestra de nuevo una técnica soberbia, que brilla en su máximo esplendor en el Étude Fantasy (1976), cinco miniaturas fuertemente contrastantes que dan paso para cerrar el disco con Winging it (2008), tres pseudoimprovisaciones con aromas jazzísticos que nos remiten al Corigliano más potente. En suma, un conjunto muy bien interpretado que merece la pena escuchar.

Jordi Caturla González
 

35
Anterior BACH: Cantatas (Vol. 45: BWV 74, 86, 41)
Siguiente R. STRAUSS: La mujer silenciosa