Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo JULIO-AGOSTO 2018 - Núm. 920

CHOPIN: Nocturnos Opp. 9, 15, 27, 32, 37, 48, 55, 62, 72/1, y Op. Posth 20 y 21.

Nelson Goerner, piano.
Alpha 359 (2 CD)



La crítica

Superando la dificultad que entraña la existencia de versiones referenciales de la altura de Arrau, Rubinstein o Barenboim, la lectura que nos trae el pianista argentino Nelson Goerner de estos 21 Nocturnos, desde el Op. 72/1 (el primero de ellos a pesar de su numeración), hasta el Op. 62, más los editados póstumamente, si no igual a las citadas, puede situarse entre las más convincentes de las últimamente grabadas. Goerner se expresa con una gran perfección técnica, desde la que logra cargar de emotividad cada uno de los nocturnos, desplegando de manera progresiva una sonoridad que evoluciona desde la intimidad para los más cercanos, a los modelos de Field con su gran sencillez melódica y leve apoyo armónico (Op. 9/1, 15/2, 48/2, 72/1), hasta una dinámica de mayor potencia en los más personalmente chopinianos, sin volverse en ningún caso agresivo.

La fluidez con la que desempeña las bases armónicas de los acompañamientos arpegiados contrasta con el excelente sentido expresivo con el que maneja una hermosa línea de canto, completada con leves fluctuaciones y una gran riqueza de articulación en las ornamentaciones que, perfectamente integradas, obtienen su verdadero valor como elemento intensificador. Queden como ejemplo la variedad de atmosferas conseguida en el Op. 48/1 o el refinamiento del Op. 55/1, lleno de matices y colores.

José Luis Arévalo

380
Anterior INGMAR BERGMAN. A través del ojo del coreógrafo.
Siguiente BRUCKNER: Sinfonía n. 7. WAGNER: El ocaso de los dioses: Marcha fúnebre.

Selector de temas